lunes, 14 de enero de 2019

El lado B de la HOT CHOCOLATE RUN 5K Y 15K MÉXICO 2019

Después de ese título tan extenso, comienzo.
Creo que es de dominio popular que comencé a correr por recomendación de mi doctora (bueno, no es mía, de mi doctora de cabecera). Fue hasta 2013 que comencé a inscribirme en las carreras por mero gusto y así permanece hasta ahora. Cada vez que me inscribo veo a todos más trabajados, con más músculo y con mayores posibilidades y capacidad que yo (ya luego se me pasa) realmente disfruto correr. Es para mí y por mí.

En 2018 vi el anuncio de una carrera "Hot chocolate run 5k y 15k 2019" la medalla se veía increíble: un chocolate mordido para 15k (que fue la que me gustó) y una medalla redonda para 5k. Quise inmediatamente correrla pero no sabía con quien (tampoco es que se necesite, pero esa pintaba muy divertida como para compartirla)  Al otro día, una amiga me mandó la información y decidimos correrla. Beneficios: tendríamos que entrenar en invierno y no daríamos el "botonazo" en enero. Y sí, coincidimos en lo hermosa que se veía la medalla (la primera para ella) y la primera con forma de barra de chocolate para mí.

¿Qué ofrecía la carrera?

  • Número de corredor
  • Chip
  • Chocolate (snyder) en el recorrido
  • Chaquetín con logo de la carrera
  • Hidratación
  • Taza de finalista
  • Fotos del recorrido
  • Medalla
  • Fiesta al finalizar la carrera 

Todo pintaba excelente y el costo $500. Personalmente la de mayor costo que he corrido. 
En el lugar donde vivo existe toda una cultura del running, de pronto como que nos infectó el bicho de correr y las carreras  están muy bien organizadas. La última carrera que corrí fue la del museo del desierto 10k. ¿Qué incluía? Playera, número de corredor, chip, hidratación (agua en bolis no congelados, powerade en bolsita, kit de recuperación con powerade, mazapan, chocolate, plátano, barrita y debo estar olvidando algo más. Todo dentro de in morral de peyón) nos dieron hot cakes, refresco, frituras y naranja y nada y jamaica y nada. Hubo premios a los primeros lugares y rifa que incluía desde souvenirs del museo, tablets, hasta una anualidad familiar al gimnasio más pro de la ciudad. No sé si ya dije que hubo medalla para todos y medallero para los primeros lugares incluídos los niños que corrieron medio k y 1k. 

En la carrera del chocolate también se anunciaba una expo chocolate. Llegamos por los kits que se entregarían el 4 y 5 de enero en el hotel Hyatt de polanco. Fuimos el 4 porque mi paranoia así lo indicó. Llegamos al salón Regency y el salón muy bonito y todo, primero tuvimos que llenar la hoja en donde liberamos de toda responsabilidad a la carrera. Luego nos dieron un chocolatito (sin marca) solo con el nombre de la carrera y pasamos a recoger nuestro número. Salón muy bonito, un par de inflables (un orden nada fuera de lo común para mí) mi chaquetín lo pedí S o chico porque había XS y dije " para usarlo para entrenar y abrigarme". La chica revisa pone S y me da un M porque era lo que había.  El chaquetín y número venían en un morral azul con el logo de la carrera. Tampoco se me hizo extraño el morral. Todo empezó porque vi que algunas personas les daban una bolsa blanca de huele con el nombre de la carrera,  sin más. 
Al salir, vi que la chica que nos dió el chocolate estaba llenando los morrales de unos niños como si  no hubiera mañana. Le pedí otros chocolates y me dió 3, acto seguido llegan a decirle que deje de dar chocolates "porque no son para eso" luego una chava le decía a mi amiga que a ella le había tocado bolsa de hule y qué el precio, que había reclamado y le habían dado una gorra, etc.
Al final pagué poco más de $700 pesos (que si impuestos , uso de plataforma y la manga del muerto). Después supimos que a mucha gente no le dieron su sudadera (algunos comentarios decían que estaban detenidas en aduana) o sea,  la carrera se promocionó con más de medio año de anticipación... ¿Y las sudaderas se quedan en aduana?, ¿Las pidieron en wish o qué? Ojo eso de que se quedaron en audana fueron comentarios que se colaron en facebook, a mí no me consta. Lo que sí me consta es que muchos corredores se quedaron sin sudadera (o chaquetín) y les dijeron que se les mandarían por correo y les reembolsarían una cantidad para la carrera 2020  (ja) no sé si $150 o $200

Día de la carrera

No había nadie indicando punto de salida, no animaban en el camino, el agua fue a cuenta gotas y el gatorade más. No hubo chocolate en el camino, al finalizar nos dieron un gatorade y la taza de finalista . Muy chafa la taza, tanto que muchas acababan tiradas. Nada de fiesta (pero hubo quienes pagaron VIP, vaya fiasco debieron llevarse).
A mí sí me llegaron fotos, pero a otros no.
Algunos comentaban: la medalla, la sudadera, la taza SON TILICHES, lo importante es correr. ¿Perdón? También dijeron: "VAMOS A CORRER NO A COMER" o sea, amamos correr pero PAGAMOS POR UNA EXPERIENCIA. Digo si lo demás son tiliches qué hacían inscritos.
Sí, El RECORRIDO ESTUVO HERMOSO pero se puede correr inscrito o no. Personalmente no vi a nadie regalando su medalla, chaquetín,  o su kit de recuperación.

La carrera hizo gala de la desorganización. Por logística fue una pena. Y quien corra porque ama correr que no se inscriba o quizá le sobra dinero y se inscribe por esos tiliches. 

Aprendí que en mi ranchito, en cuanto a carreras, las cosas se hacen muy bien.




sábado, 22 de diciembre de 2018

Navidad y el showcito de los regalos.

En la historia de mi vida me ha gustado la navidad. Mi mamá dice que ella nunca me compraba regalos en navidad porque todos mis tíos me compraban algún obsequio , ya saben desde ropa, zapatos, juguetes, etc. Sí, fui muy feliz cuando Santa me regaló mi turista mundial, mis patines, mi café de rafa. Mi mamá me regalaba el 6 de enero (día de reyes) y la dinámica era ir a la juguetería  para elegir un juguete, el que yo quisiera.

Mi mamá (ajá a mi edad) me sigue regalando cosas y obvio siempre me gustan los regalos.

Conforme pasa el tiempo, la perspectiva va cambiando y no es que ahora no me guste la navidad simplemente  es distinto. Ahora veo esta época como tiempo para descansar, ver a mis primos (con los que me llevo bien y veo poco) , cantar un rato, tener tiempo para hornear, decorar mi huevo (lugar donde vivo) y está bien, lo disfruto. Y sí, extraño a mis abuelitos que ya no están. Así es esto de asimilar las ausencias.

El año pasado, por razones que no recuerdo, no le regalé nada a mis compañeros de trabajo porque no me di tiempo de buscar un detalle. Y sí, soy ese tipo de persona que cuida los pequeños detalles: el regalo, la envoltura, si le sirve o no le sirve y demás. Y sí, soy ese tipo de persona a la que casi siempre le dan un roperazo, un regalo mal envuelto o alguna compra de último minuto. O diría mi abuelita "una batea de babas". Mi abuelita era muy esmerada en eso de regalar y mi abuelito era muy espléndido...creo que empiezo a enterlo todo...

Este año decidí regalarles café gourmet (un cuartito nada más. Porque mi lógica fue "si medio mundo regala galletas, pues no se vale pasarlas a golpes de pecho") en ese cafetería cambian el empaque según las temporadas, así que esta navidad tiene motivos navideños y la bolsa es muy bonita y dije ¡De aquí soy! Ya nada más le puse un moñito.

Justo en estos días vi una imagen que decía "qué es lo peor que les han regalado en un intercambio". Bueno, mis historia es larga pero me ha tocado una taza de cerámica (sucia), un peluche usado, ropa que no me queda, en fin. Por eso ya no entro a los intercambios y porque decían que a mí era muy complicado regalarme algo. ¡Ja! O que mis gustos eran muy caros. Me vuelvo a carcajear. Más bien  creo que la gente no observa.  Personalmente me tomo mucho tiempo y si son seres queridos no escatimo en dinero y no, no es el dinero es el detalle, es un mira, te quiero tanto, me importas a tal punto  que aquí está tu serie, libro, perfume favorito, esa pijama que dijiste necesitabas y ahí ando viendo tutoriales para envolver bonito los regalos. Me tardo más en envolver el regalo que en comprarlo. De verdad si alguien sabe encontrar regalos soy yo

Hace días vi la imagen  de una persona sangrando su muñeca con una tarjeta de crédito y con la sangre se formaba el moño del regalo . Jamás ha sido mi caso, de verdad que no. Me tomo tanto tiempo que no llego a tal, ni sangro la tarjeta, ni me siento abrumada porque de verdad me tomo tiempo, me estresa andar haciendo compras de último momento cuando ya todo está escogido.

Retomo la situación del trabajo: la directora nos dio un sobre con dinero, una compañera nos dio un bordado de la vírgen, yo, como ya dije, les di café y un compañero nos dio una bolita de tamarindo de esos de betamex, los que se llaman tarugos. O sea ¡Tantita madre! Me gustan esos tamarindos pero por lo menos nos hubiera dado 2 o 3.

Creo que hay gente muy coda, muy mezquina, muy sin sentido de lo que es dar un obsequio, un detalle o similares.

Pretextos hay muchos. Pero, una alumna, el otro día me dejó el libro de call me by your name y un conejo turín. O sea, amé el regalo. Corrección ¡AMÉ EL REGALO! Me chiflan los conejos turín y call call me by your name, uff, lo amé. ¿Ven que no es tan complicado regalarme algo?

Sí, el detalle es lo que cuenta pero hay que fijarse en el detalle y no, no es reiterativo. O mejor no dar un objeto y externar nuestros deseos, los mejores. si es que así lo sentimos. A mí ya con que no tenga insufribles notificaciones de los grupos de whats app, ya con eso me doy por bien servida.

Mis mejores regalos en las últimas navidades:
Una mini navaja suiza. La súper amo y me ha sacado de cada situación...
Un Bolo (el oso de liverpool)
Un ipod shuffle
Converse Andy's Warhol limited edition
Call me by your name
Andy's Warhol little thinker (pero este fue de cumpleaños)
Una pluma fuente (esta también fue en un cumpleaños)
Una cámara lomográfica con lentes y todo. ¡ES TAN HERMOSA!
Una botella de Absolut vodka andy's Warhol limited limited edition
Panam de Frida Kahlo

En fin, varios más de cumpleaños y navidades pero esos tienen un lugar especial.

GRACIAS A TODOS POR SUS REGALOS

Los auto regalos no cuentan porque sería absurdo que nos compremos algo que no queremos. Yo el año pasado me  receté una docena de krispy kreame donuts. Donut gasmo.
Este año me compré, entre otras cosas, un bote de conejos turín.


¡Felices fiestas!

POP

domingo, 9 de diciembre de 2018

Trabajando con mi ex

¿Se puede?
¿Es recomendable?
¿Es viable?
¿Se debe?

De que se puede, se puede. Si es viable, honestamente en un primer momento, no. Tampoco es lo más recomedable y ¿Se debe? Depende del grado de madurez y civilidad de cada quien.


En mi experiencia me tocó pasó por esta situación y en el previo debo decir que fue mi ex fue quien terminó conmigo porque conoció a alguien más,comenzó a tener algo con esa alguien más. Ya saben, un día me amaba y se veía conmigo y todo era bonito, al otro cuasi toda yo le molestaba. Se atravesaron unas vacaciones (las que por otras cuestiones, por lo menos una semana tuvimos que compatir; y yo todavía oficialmente no era  terminaba pero ya todo era muy incómodo, solo faltaba oficializarlo, pues.) Total, regresamos de ese viaje, me termina. En teoría quedamos bien, me dijo que no la fuera a eliminar del facebook (cosa que no hice porque jamás fue de dominio público que ella y yo andábamos (aunque, ya lo dijo San Juan Gabriel, "lo que se ve no se pregunta") a los días teníamos que volver a al trabajo: en ese mini universo donde nuestras sillas están una al lado de la otra, la repisa que usamos es la misma y ella usa media repisa y yo la otra mitad, ella queda en pared y yo en pasillo...entonces aspectos tan triviales como el salir de esa mesa o necesitar cosas de la repisa pueden volverse incómodos.


Para ella fue más fácil porque desde antes de terminar conmigo ya tenía su otro ligue y yo, bien gracias tenía mucha tarea, trabajo y como dicen: "tenía salud" que es importante. A eso hay que sumarle (no sé si les ha pasado) que cuando algo va mal, los sucesos se van sumando como en modo bola de nieve: ella me mandó al carajo (luego de como un mes de "estar confundida"ajá yo sabía qué show pero quería todo el protocolo, luego mi mamá fue diagnósticada  con algo nada grato, se murió mi perrita y en fin, sucesos negativos por todos lados. El escenario de mi vida era un cagadero. ¿La cereza del pastel? Ajá verla diario en el trabajo: feliz y contenta con su nueva novia, luego tuve que ver como su nueva novia llegaba por ella al trabajo y eso ¡No es nada grato, en lo absoluto! GRACIAS AMIGOS POR ESTAR AHÍ.


Como en el trabajo nadie sabía que andábamos (bueno la jefa sí sabía) pues se supone que todo seguía "normal" ¡Vaya absurdo!  Se supone.

Yo era un fénix, todos los días tenía que renacer y por lo menos en el trabajo debía ignorar que me llevaba la real chingada.

Fuera de clichés, sí, el tiempo va sanando todo. Todo pasa, hasta la ciruela pasa. 


Nuestra relación es amable, y puedo decir que profesional.


Trabajar con tu ex no es algo que recomiendo, no en un primer momento como a mí me pasó y a la fecha me sigue pasando. Quizá luego. Ahora todo es distinto.


Pero ¿Saben? También sirve para que uno no siga alimentando ideas falsas. Qué quiero decir, esto (que la terapia de realidad es muy buena)


  • Verla diariamente feliz y contenta después de terminarme y ponerme el cuerno olímpicamente
  • Ver que ella estaba en otro mood
  • Tenerla frente a frente y ver actitudes, a veces muy agrias o hasta groseras
  • Mi cumpleaños (a días del truene, me dijo "cómo estás) y yo sentí que eso fue una mentada de madre. Pues estaba que me llevaba la chingada. Y si le contesté de modo grosero creo que le dije que ni al caso su comentario o que si se estaba burlando.
  • Todo es peor los primeros días, insisto, nosotras no terminamos de mutuo acuerdo.
  • Conforme pasaron los días, nos hablamos respetuosamente, hay mensajes que le mando, RELACIONADOS CON EL TRABAJO y ella a  mí. 
  • Insisto, los primeros meses son los peores
  • Cuando ves a la nueva pareja es también un chingazo (sí, ella me la había enseñado en fotos, me dijo como se llamaba, qué hacía, quien era su novia porque esta chava tenía novia y creo que vivían juntas y demás) y ahí se enciendieron mis alarmas pero cuando la ves fuera del trabajo (donde nosotras nos veíamos) o esperarla fuera del mismo ¡Esa no la ven venir! o yo no lo vi venir.
Actualmente, insisto los primeros meses son muy cabrones, llevamos una relación amable, respetuosa, porque como le dije un día "estamos en el mismo barco". Ni ella ni yo somos malas personas pero pasar por una ruptura y en el  trabajo tener que pretender que todo está bien, al inicio es muy molesto, muy incómodo y nada recomendable. Nada.

¿Se puede trabajar con tu ex? Se puede, no es imposible pero al inicio es cuasi masoquismo. Sobretodo para la parte afectada.
Nada es imposible. 



Aunque honestamente deseo que no pasen por eso. Son en estas situaciones donde uno le juega a ser un adulto bonito.