ribbon

domingo, 28 de febrero de 2010

Esto respondería

Hay situaciones que de haberse planeado no habrían sido perfectas. La perfección no existe, eso dicen, creo que al igual que la felicidad son solo momentos, pequeños instantes, fragmentos de tiempo que parecen eternos y debemos estar alertas para poder detectarlos, para saborearlos con todos los sentidos, para sentir que el corazón late tan fuerte que nos sabemos vivas y que esos mismos desenfrenados latidos podrían fulminarnos pero de hacerlo dejarían nuestro cádaver con una sonrisa.



¿Y si me besabas? ¿Qué pasaría si me besabas? ...



Camino a casa de no sé quién a entregar algo importante. Me habías buscado, te había buscado y jamás coincidimos. Yo salía, tú entrabas, yo me iba, tú llegabas. No había que planearlo, pasaría y ya. Ese día que no coincidimos sabía de la fuerte posibilidad de que el beso ocurriera. Lo sentía al caminar, cuando el aire me golpeaba la cara,cuando el track avanzaba o cambiaba. Cuando me percataba de mis labios y de repente me sorprendía a mi misma pensado en el beso, en tu beso. ¿Cómo sería, que sabor tendría?



Fuimos a dejar ese paquete importante y a recoger otras trantas cosas. Todo con normalidad, saludos protocolarios. Una platica amable con timing de doctor. Tampoco era una entrega de paquetería para llegar, firmar la entrega e irnos.  Salimos. La noche estaba clara,  el tráfico parecía denso, el camino a casa corto y la tensión entre nosotras más latente no podía ser. ¿De qué era que iba nuestra platica? No lo recuerdo, solo recuerdo que te encontrabas a mi lado,  llevaba mi mano sobre tu pierna, en mi mente esa imagen del beso y toda la intención de probarlo. La adrenalina me regía, el miedo me detenía pero la in tención era plena "si ha de ser, será" pensaba eso y me volvía a la realidad.  Pero la realidad era que me encontraba a lado tuyo, luchando por disimular esa tensión quizás indisimulable.



Faltaban unas pocas cuadras. Semáforo en rojo. Justo vi  que la luz era roja cuando sentí tus labios sobre los mios, el control era tuyo, sin duda. Me debatía entre ¿de verdad está pasando? y besarte como había estado toda la semana pensando. Aunque solo pensaba en besarte, no alcanzaba a vislumbrar como sería, muchos menos fui tan osada como para adjudicarte algún sabor, quería que la vida me sorprendiera, que me sorprendieras, Con un esfuerzo sobrehumano me dediqué a besarte, a besarnos. A sentir la magnníficencia en tus labios... ¿Cuánto tiempo dura la luz roja en un semáforo?... no lo sé pero si te besan dura la eternidad

Si en semiótica me preguntan a qué significado tiene la luz roja diría "Universalmente significa parar, personalmente significa, deten la marcha y empieza la nuestra"...

pero fue un momento, otras veces volviste a detener el curso de mi vida pero fueron solo momentos, ahora el mundo sigue girando




algún día de 2009....


2 comentarios:

۴ℓïdïά۴ dijo...

Así pasa, la vida es esto y ni hablar, hiciste que recordara muchas cosas, pero bueno! Aquí ando reportandome, es bueno volver a leerte así que, nos estaremos viendo por estos rumbos.. Saludos!

Marlene dijo...

Oww!! este ha sido de los post más bellos que has publicado.. me tocaste el alma, los sentidos... Vaya!!! que me puse loca... Me gustó la definición semiótica. Bellísima (pronunciado en italino claro)

Besos!!
Marlene