ribbon

jueves, 3 de junio de 2010

Parte Médico


Parte médico (escrito por mí que de médico no tengo nada y el ser hija de uno no cuenta ni contará)

Haré un esfuerzo para resumirles lo que me ocurrió y al día de hoy jueves, a una semana, me tiene medio mal o medio bien, según se vea.

Hace una semana fui a un café con mi clase, a modo de despedida. Tomé un capuccino y un pie de queso con fresas. Por mi tratamiento para la alergia hacía poco más de un mes que no bebía café pero el cafecito transcurrió sin novedades. Horas después de haber vuelto a mi casa, mi mamá me dijo que mi abuelo está muy mal (luego les cuento eso porque aun no lo asimilo). Se me quitaron las ganas de comer cualquier cosa. Me puse junto a mis compañeros a  preparar un taller que daríamos el viernes, todo en orden. Terminamos, me dormí.

A las 6 de la mañana estaba vomitando a más no poder. Vomitaba y vomitaba y volvía a vomitar sin tregua alguna. Quedé casi abrazada al retrete, mi mamá tuvo que levantarme. Me cepillé los dientes millones de veces. Intenté dormir. Parecía que mejoraba pero no. Estuve a punto de desmayarme un par de veces. Cancelé mi participación en el taller, llamé a mi mamá quien inmediatamente supo que no había mejorado sino todo lo contrario. Como pude regresé a mi cuarto.

Me sentía fatal, no, fatal no, lo que le sigue. Temblaba, tenía frío ( habían 33 grados) estaba tapada con 3 cobertores. Si no veo bien, a ratos no veía nada. Mi mamá llegó me vio fatal y dijo "NO TIENES COLOR". Me llevó así como estaba a la camioneta. Allá voy en jeans, chanclas, despeinada, pálida, boca seca, temblando (ya no vomité) me acosté en el asiento trasero y así me fui hasta que llegué a la clinica. Le dije a mi mamá que apagara el clima porque yo tenía frio, mucho frio y al mismo tiempo estaba empapada en sudor.

Como me llevaron a una clínica nueva me preguntaron de todo, cuando les digo de todo es porque solo les faltó preguntarme de qué color eran mis calzones (quizá la enfermera supo de que color eran al revisarme por todos lados)
  1. Revisan mi pulso
  2. Toman mi temperatura
  3. Me toman la presión
  4. Me pesan
  5. Me miden
  6. Me preguntan qué me duele, desde qué hora, en dónde (Eso antes de entrar con la doctora)
Entro  con la doctora y tuvo que hablar con mi mamá porque me preguntó cosas hasta de mis bisabuelos. Luego solo le faltó voltearme al revés para revisarme. En el cuello tengo una cicatriz desde... desde que nací y le tuve que dar santo y seña de la misma, hasta me preguntó si eventualmente me dolía (ni que fuera yo Harry Potter y ella Albus Dumbledore)...Antes de eso ya tenía suero. Ajá, mientras contestaba todas esas cosas el suero entraba en mi ser y me ponían un sin fin de medicamentos. Las preguntas seguían. Bueno quedé a una de que me hagan exámenes para ver si soy DIABÉTICA Y no dejaron de lado esas preguntas HABITUALES DE SI SOY BULIMICA O ANOREXICA, no, soy flaca y punto.

Antes que lo olvide ME PREGUNTARON ¿ERES CATÓLICA? YO DIJE ¿PERDÓN? (digo que me disculpen pero si algo me aprendí en Grey´s anatomy fue el juramento hipocráctico y dice que te deben de atender independientemente de tu credo, preferencias etc.) Pero dije MM PUES SOY CATÓLICA POR DEFECTO. Me dijeron que cómo, que explicara mi respuesta ... iba a explicar cuando recuerdo que esa clínica tiene antes de su nombre la palabra CHRISTUS (es bien católica) LES DIJE mm nadie me preguntó si quería ser católica: me bautizaron, me confirmaron, estudié en un colegio de monjas, viví con unas... RESPETO LAS CREENCIAS PERO NO CREO EN LA IGLESIA. Me dicen "PERFECTO, es PARA UNA ENCUESTA" Yo me sentía morir y me hacían esas preguntas y más aun JUSTIFICAR MIS RESPUETAS. ME DIERON GANAS DE SER VICENTE LEÑERO Y DECIR "Discúlpeme señorita pero aquí  LA PERIODISTA SOY YO" pero ps no soy Leñero , bien lo pensé pero no tenía energía de entrar en debates)

Bueno hasta me preguntaron desde cuando soy míope, de cuando me caí en la alcantarilla, de todo.
¿Alguna vez les han golpeado las plantas de los pies? Pues a mí no, hasta ese día.

Ya más reanimada , con suero encima y varias inyecciones vino la peor parte: CAMBIO DE RÉGIMEN ALIMENTICIO.
  • No cerdo
  • No res
  • No harinas
  • No C H O C O L A T E
  • No fumar
  • No tomar
  • No no lácteos
  • No refresco
  • No café
  • No sal
  • No grasas
  • Solo la clara del huevo
  • No decir pinche, como pude olvidarlo
Bueno mejor les digo que estoy a pollo y pavo. Claro puede ser ASADO O HERVIDO. Frutas, jugo y leche solo si son de SOYA. Pan integral. Puedo comer GALLETAS SALADAS Y MARÍAS.  La verdad nada me genera broncas. NO COMER CHOCOLATE SÍ. La leche de soya no me gusta. Tortillas no como (a menos que sean en tacos pero tacos no puedo comer) Es decir pesaba 46 kilos (ajá de diciembre hasta antes del jueves pesaba 46 kilos, un gran logro) Pero el viernes que me pesaron pesé 43 kilos, es decir bajé 3 kilos, ¡3! y con este nuevo plan nutricional voy a desparecer.


El sábado a las 7 de la mañana ya estaba en el laboratorio porque me harían análisis de todo lo habido y por haber. Un tubo de sangre por aquí, otro por allá. El resultado: una bacteria en el queso y las fresas aunado a una descarga de estrés crónico. Me enseñaron los tubos de ensayo una y mil veces, que verificara si decía mi nombre, si estaba bien escrito, si correspodían a los exámenes etc, etc.

A este día, sigo en exámenes/ trabajos finales. Como galletas marías con un gusto desconocido, el cereal con jugo ades no sabe nada mal y si bien me siento mejor no estoy bien. Lo primero que me dicen es " no estás bien" o "Te ves enferma". La verdad es que no estoy bien porque estoy enferma o me enfermé y por eso no me veo bien ó me tiene a AJOYAGUA, AJODERMEYAGUNTARME.

Sin exagerar me sentí morir. El jueves, el viernes, el sábado y el domingo estuve fatal. El lunes ya mejor y cada día un poco más. Los medicamentos me dan mucho sueño. Por eso ofrezco disculpas por no bloguear como se debe, prometo ponerme al día. No he revisado mi correo a diario como suelo hacer pero es que esto de andar terminando la carrera y estar con tratamiento me tiene a tope, la verdad cuando estoy despierta hago trabajos, me tomo el medicamento y a la media hora me vuelvo a dormir, después el ciclo se repite. Vivo con un chapstick sabor cereza y otro sabor hierbabuena porque la medicina me reseca los labios y a falta de.... pues UN CHAPSTICK

Mi mamá se lleva medalla de oro, ya que solidarizó a mi enfermedad y come pollo y bebé jugo de soya con unas ganas que solo una madre ** No sabe feo, para nada, pero mi mamá si puede tomar lo que se le hinche la gana y opta por el ades*** (y me da de comer, me hace gelatinas y ahí anda inventado y reinevtando los platillos porque si hay algo que amo en este mundo es comer bien)

Gracias por  sus buenas vibras y saben qué coman unos tacos con harta salsa por mí o un chocolate e incluso un vaso con leche bien fría. ¡¡¡Provecho!!! ah! o un tamarido...pff uno de esos TARUGOS DE BETAMEX

Les dejo un abrazo tóxico. Ahora que lo pienso debí armar mi séquito de enfermeras , es más aquí temgo mi lista (jajaj no quiero nada, verdad... bueno soñar no cuesta nada)

Lo bueno que mi mami me regaló un minitripié bien coqueto para mi cámara.

Ya me voy a hacer tarea (que la detesto). Cuídense, se portan bonito, coman rico, tomen vino. Bueno duerman con sueño, cojan con ganas y rían con  gusto. Si se portan mal se cuidan bien.. aunque sea con guantes de látex.

Me sigo cuidando para volver RE-CARGARDA!!


(Esto lo escribí hoy miércoles como al medio día...EMPIEZA EL JUEVES Y EL ESTóMAGO ME DUELE HORRIBLE) :( :( :( SOY UN FIASCO

1 comentario:

sandocan en bicicleta dijo...

llegue por casualidad, que garron lo que te paso y tengo que admitir que por la forma en que lo contaste me rei mas de una vez.
ojala mejore todo pronto.
regresare por aqui a leerte.

un saludo desde la lejania.