ribbon

miércoles, 30 de junio de 2010

Simón

"Besos de papel,



se los lleva el viento,



igual, igual que en tus cartas,



me jugaste rudo con mis sentimientos".
Besos de papel
 
A mi abuelo Simón, un eterno joven, un enamorado y una parte fundamental de mi vida.

Cuando te conocí te veía grande y fuerte, ahora que soy grande me da gusto seguir percibiendo tu grandeza y me da tristeza verte menguado en otros aspectos. Aunque tu salud cada día se deteriore más, aunque las tazas con ese café que te gusta beber ya no las puedas sostener, ni puedas leer el diario, me gusta verte apacible, sin deudas con la vida, con esa mirada llena de historias y de recuerdos.

Siempre tendrá un lugar privilegiado en mi  todas las veces que me sentabas en tus piernas y leías para mi cuanto libro llegara a tus manos y si considerabas que no era adecuado para mi edad ficcionabas eso plasmado que de por sí ya era ficción. Eres un lector ávido, insaciable y agudo. Te gustaba leer tabloides para reírte de encabezados como "muere en el trono" y te gustaba leer los diarios más serios para enterte someramente, al calor de un café, de todo.

Eres ese hombre cansado con las uñas molidas por dedicarte a amanzar toros. Eres ese abuelo consentidor que no sabe de manchas imposibles y me dabas mango o moras aunque luego de comer la ropa quedara inservible. Eres ese hombre que si no sabía el nombre de algún dulce buscabas un empaque y al llegar a la tienda pedías "uno como este, así igual del mismo sabor, de la misma marca".

Eres ese hombre que jamás pudo hacer que le perdiera el miedo a los gallos de pelea, ni pudiste vencer mi temor para quitarle los huevos a las gallinas y eres ese hombre que me hizo volver a comer carne luego de una visita al rastro.

Siempre serás ese abuelo que firmaba mis tareas con esa firma infinita pero pulcramente definida. Y sentenciabas "si no le creen, hijita, que me llamen", nunca hubo necesidad de llamar.

Eres el mejor anfitrión aunque ofrezcas café con pan estando a 40 grados, después dirías "no tiene que beber café puede pedir lo que sea, hasta sotol tengo"

Como olvidar ese placer por lo dulce, por los postres, por los cafés calientes o helados o ese placer de sentarnos debajo de la higuera  asolo ver atardecer  y ver  a la tarde teñirse o desteñirse y me mostrabas las estrellas y volvían tus historias aunque muchas veces. sin decir nada, sin hacer otra cosa más que contemplar se nos iba la tarde y nos visitaba la noche..

Tu excelente tacto para decir "No soy su papá, soy su abuelo" y me enorgullece que seas mi abuelo, que tus manos ásperas me hayan enseñado que debo voltear a ver ambos lados de la calle, que en el domino ficha sentada es ficha jugada, que  las cartas tienen su chiste jugarlas y que para ganar en el scrabble hay que leer.

Porque aunque lo intente este post se queda corto para decirte todo lo que significas: porque eres más que un café caliente a 40 grados de temperatura, eres más que el dinero que me dabas los domingos, eres más que las plumas que le quitabas a las gallinas cuando me pidieron plumas para decorar. Eres más que la desfachatez de llamar a mis amigos por el nombre que tú quieres y no por el que tienen. porque para ti existe "Mi amiga la ronca", "mi amigo Monterrey", "Mi amiga francesa", "Mi amiga la de los ojos chulos", "Mi amiga mamá", "Mi amiga tortolona", "Mi amigo el grandote" y demás.

Nunca olvidaré esa vez que te atropellaron y lo único que te preocupaba eran "tus tenis negros de la palomita blanca bordada" nos dijiste "Búsquen el otro tenis porque están muy suavecitos" después el paramédico nos diría que le dijiste "Si son muy cómodos pero son el último regalo que me hizo mi esposa", no recuerdo donde encontramos tu tenis pero lo hicimos y aún los guardas.

Siempre serás más que mi amada lectura de "Platero y yo",jamás me cansaba de escucharla y jamás te cansaste de leerla. Porque adoras mentir diciendo que quieres a tus nietos por igual pero me ves con tus ojos cómplices y sé que a mí me quieres más, me quieres distinto, me quieres como tu niña consentida y yo te adoro como ese gran abuelo que eres: ese que me enseñó a leer, a amarrarme las cintas o usar tenis de choclo porque son más prácticos y olvidarme que parecían de karateka, ese que me enseñó que si no querían que me vieran orinar cerrara yo los ojos (después me dijiste uno debe sin importar los demás), ese que me enseñó a beber agua miel, pizcar pitayas, a escupir el bagazo del quiote, recolectar nueces y leer el periódico a diario. Ese que me enseño a ir por el higo que quería aunque estuviera en lo más alto de la higuera... y muchas situaciones las veo como los hijos de la punta y si los quiero voy por ellos por qué como tú dices "No pasa de un chingazo, pero échese mi hija un salivazo".

Porque eres un fan fiel de los saraperos y me enseñaste el amor por una camiseta, no importa que sean "chiriperos" y se te cumplió el milagro y jamás te vi más orgulloso con tu casaca porque supiste que simplemente un día iba a pasar y pasó y pinté la camioneta y salimos pitando "Yo si le voy  le voy a sarape" y tu gritabas "Si se pudo".

Sé que a este punto, tus más de 90 años te están pasando una factura demasiado alta: ya no puedes muchas cosas, ya no me puedo sentar entre tus piernas a que me leas "platero y yo" ni a que me cuentes la vez que te  indigestaste por comer melón y tuviste que beber tus orines. Ya no puedes levantarte en las mañanas a comprarme un pan cubierto de chocolate de esos que parecen pastel.Aveces ya no tienes ganas de elegir una historia y que ahora sea yo quien lea para ti. Estás cansado... si vivir como has vivido; siendo feliz, haciendo y deshaciendo, sin deudas ni rencores para con nada, y hacia nadie, quiero llegar a vivir a tantos años de esa manera tan tuya, tan plena. Porque no somos este cuerpo y no nos contiene. Y aunque te vayas en mí permanecerás siempre. Y siempre que me pregunten si conozco a Don Simón se me inflama el alma y les respondo "Sí lo conozco es mi abuelo"




... como te gustaba cantar "...besos de papel se los llevó el viento" y me decías "a veces a uno le gustan las canciones aunque sea tristes o de desamor pero que uno las cante no quiere decir que ande uno llorando. Hijita lloré tres días, luego nomás acuérdese"



por VBLB #0.K 22 JUNIO 2010

4 comentarios:

LoVb #.ok! dijo...

Por si alguien quería saber quien me enseñó la "regla de 3" ya saben quien fue.

- carla - dijo...

Pues los abuelos siempre son especiales... y el mio lo es... pero ya no está... hay que disfrutarlos siempre

Besos mi Vivi

Marlene dijo...

hey! que entrada tan bonita... y me llega en el momento menos indicado, mal por mi que mi abuelo se debate entre la vida y la muerte, a cada rato se la pasa de la casa al hospital.. y así :/

Bien por ti que puedes hacerle este homenaje tan bello :)

Hay que decírselo, leerselo, hacerle saber que esto es para él, para ese abuelito tan lindo que tienes ¿no crees? :)

Me encantó lo de sus tenis NIKE, que tierno :)

Un beso
Mar

Fernando Manda dijo...

me gustaría envejecer algo así


PD: yo fui a la serie completa aquí en Torreón cuando le ganaron los saraperos a los vaqueros T____T