ribbon

jueves, 9 de septiembre de 2010

Los limosneros con garrote sí existen y me saca de quicio su cinismo.


Mi abuela, que de un lugar mejor goce, decía que "hay tiempos de dar limosna y hay tiempos de limosnear" no se refería al sentido literal de andar pidiendo una moneda por caridá o estar en un camión con una perorata como "con lo que guste cooperar la guadalupana se lo agradecerá" o un " si no traí dinero, busque en la bolsa de su compañero y va ver que si traí", ella se refería que entre familia debíamos apoyarnos y que aveces nos correpondería ayudar al resto de la familia y otras veces nos tocaría que nos ayudarán.

Pero existen los méndigos mendigos. Existen esas personas que piden dinero porque no sé si nos le queda de otra  y tienen que pedir. Mi abuelo cuando venían a pedir unas monedas "para un taco" les ofrecía un taco, e incluso los invitaba a comer, si querían, la comida en tres tiempos y más de uno rechazó la oferta. Cuando eso pasaba mi abuelito les decía "ah que mi amigo entoces no tienes hambre, pero si quieres dinero pues el dinero se gana: si podas el trueno o si limpias las ventanas te pago por tu trabajo, si lavas el carro de mi hija te pago por lavarlo" Unos no quisieron trabajar, algunos sí. Me molestaba los que querían el dinero por el solo hecho de poner su cara de hambre y extender la mano.

La primera vez que conocí a un limosnero con garrote fue hace ya varios años: mi mamá y mi tía horneaban galletas, empandas y pastel. Mi mamá para mantenerme entretenida me puso a hacer mi primer postre: postre de limón (y yo estaba feliz y me esmeré mucho y dijo mi mamá que fue el mejor postre de limón que había probado en su vida. No se burlen yo tenía 7 años) En eso timbran, abrí la puerta y era una señora con un niño en un rebozo colgado en la espalda que pedía dinero. Mi mamá no le  dio dinero, la limosnera dijo "deme algo LOQUESEA" Ese loquesea se convirtió en unos paquetes de galletas Marías. Cuando mi mamá regresa ve que habían unos tubos (era el auge de la presentación en tubo de las galletas) de galletas plativolos, me dijio que la alcanzara y le diera esas galletas. Como fui muy buena niña hice lo propio y escuché que la señora dijo mientras tiraba las marías "Para pinches marías" regersé con los tubos y le dije a mi mamá que la muejer en cuestión había tirado las galletas. Yo no le visto nunca nada malo a las Marías pero obvio visualmente son más apetitosas para muchos unas galletas con bombon o chispas de chocolate. Creo que apatir de ese día me hice fan de la idea de mi abuelo "si quieren dinero que se lo ganen".

Otra cosa es con los adultos mayores que trabajan como empacadores en las tiendas de conveniencia, a ellos y a todos los empacadores sí les doy dinero e incluso me molesta ver cuando le dan el cambio a mucha gente y no les da dinero, me molesta poerque ellos están trabajando, ofreciendo un servicio y perdón pero es un arte meter los víveres en bolsas, clasificados y en tiempo récord. Ellos me hacen pensar que definitivamente hay muchas personas haraganas que simplemente por sus huevos prefieren extender la mano y creer que se merecen las monedas del mundo.

Escribo esto porque hace unos días vino una señora de algunos no más de 60 años, con ella traía un volante de shotb que ostentaba como receta. Mi mamá salió y no le dio dinero. La señora pidió "algo que tenga paar hacer de comer tengo a mis niños solos en mi casa" su petición fue atendida con unas pastas y una bolsa con mazanas. La mujer dijo "tenga sus pastas no las quiero porque soy diabética y las manzanas NO ME GUSTAN. Mejor deme unas papas o unos tomates o café y si café oso no porque no me gusta". Yo estaba en el marco de la puerta escuchando todo, no me aguanté, salí y le dije "Papas tampoco puede comer porque tienen mucho almidón, lo que se puede dar son pastas si no las quiere no hay más. Buenas tardes".

Dicen que aquí en brinco pequeño hubo un limosnero muy famoso, según se dice era sordomudo y portaba un letrero que decía "dame una limosna de diez pesos para arriba o no me des nada" que bueno que nunca me lo topé porque no le hubiese dado nada. También me molestan los limosneros que los ves en cada fiesta, en cada mercado y demás. Esto me trae a la mente un señor que pide en un meracado que se pone por mi casa: se tira al suelo y (ok su pie se ve raro, no lo niego) pero tengo años viendo su pie con el mismo daño. Con su tono lastimero dice "Dame una ayuda para curarme mi pie", luego los domingos se va a las plazas y si hay alguna obra de teatro o evento donde se junte gente ahí estará. De la misma manera detesto a esas personas que no conforme con que les amputaron un brazo empapan una gasa de merteolate y te dice que su muñón sigue lesionado (una vez un señor dijo que perdió su brazo en el trenazo, creo que yo ni nacía cuando fue el trenazo y a él le seguía sangrando su herida ¡porfavor!) y no puedo dejar de lado a los que pieden dinero para casas hogares y te pegan una estampita y ya porque te la pegaron les debes de dar una moneda. (Una vez casi me golpean, aparte andaba de malas) porque se me acerca uno de esos tipos "amiga coopera para la casa de los niños en timbuctú" le dije "No me interesa" seguí mi camino, me alcanza "amiga son niños, tú también fuiste niña" le dije "a los niños de tu casa ponte a trabajar para mantenerlos tú"

La verdad no me explico por qué hay gente que actúa así a mí me molestan sobre manera, me sacan de quicio y siempre pienso en todos esos adultos mayores que siguien trabajando y en todos esos,también adultos mayores vestidos de danzantes que bailan en los cruceros y que me parte el alma verlos y hacen que me purguen más todos los sinquehacer que piden de puerta en puerta y que aparte se dan el lujo de rechazar lo que la gente tiene a bien darles.

por LOVB 2010

5 comentarios:

Cynthja Marianna dijo...

Me acordé de una amiga que dice que un día un chavo en el metro estab pidiendo dinero y ella le quiso dar un chocolate y éste contestó: no porque me salen espinillas.
Y ya cualquiera con bote puede pedir para lo que se le antoje y uno tiene que darle, lo mismo en todos los lugares donde se aplica lo del redondeo para que estos establecimientos puedan deducir impuestos.

LoVb #.ok! dijo...

´Completamente de acuerdo y tienes razón con lo del redondeo. Cuando en el oxxo/cualquiero otra tienda me dicen "desea redondear 50C" y les respondo que no hasta parece que les causa molestia.

Marlene dijo...

Que buenerrrrrimo post. A mi eso del redondeo me caga (perdòn) yo tampoco doy aunque me pongan jeta

Besos amiga
Cuídese mucho

LoVb #.ok! dijo...

Cyn!!

cyn, cyn, saladín!!!! Cyn, ese Marianna me sacó de onda. Tuve que darle click a tu nombre y oh sorpresa eres MI CYN, mi PROFE FAVORITA Y LA ÚNICA. (Justo andaba preguntando por tí)

Cyn, sé que ya te lo dije PERO AMÉ VERTE EL DÍA DE LA GRADUACIÓN, PFFFF I LOVE U! (y ya no me saques de onda con tus nicks)

Volveindo al post, reitero: ODIO EL REDONDEO (aparte a mi los 50 c me sirven para el camión, jojoojo)

Cynthja Marianna dijo...

jajaja cuando era pequeña mi abuelo me decía Cynthjana Marianna o a veces hasta Cynthjana Marianiana jajaja
Oye y yo amé estar con ustedes el día de la graduación, aunque fuera un ratito. Besos!