ribbon

miércoles, 16 de febrero de 2011

Señora, ¡No mame!



"Sea como fuere lo que pienses, creo que es mejor decirlo con buenas palabras"
William Shakespeare

Llevaba puestos mis audífonos como el 99.99% de las veces, porque soy como ese comercial del tipo que bebe café a todas horas, solo que en lugar de café me paso el tiempo escuchando música. Lo hago a distintos volúmenes dependiendo del contexto, el por ciento restante solo llevo puestos los audífonos sin ir escuchando la música y son estas veces, y también las otras porque mi oído oye y escucha aun con estos puestos, me he dado cuenta de piropos lascivos, comentarios insultantes e incluso platicas que me dejan pensando, como esta.


La cultura mexicana tiene muchas peculiaridades y particularidades: que si nos burlamos de la muerte, que si en algunos Estados son más albureros que en otros, que es todo un arte la serie de piropos de los albañiles, o ponerse a escuchar el sin fin de maneras de mentar la madre en un embotellamiento (como si eso lo aligerara), las maneras que tienen los vecinos de llamar a sus hijos de cuadra a cuadra e incluso el decir frases o palabras de las que ignoramos su significado.


Siglo XXI, año 2010, los niños viven una nueva era y como dicen por ahí, auque, con la dispensa que ofrezco a los puristas, dicen y en cierta medida es cierto que a este punto nadie tiene derecho a ser tonto porque existe diosito google (no voy a ahondar en las deficiencias del sistema educativo, en la no equitativa división de bienes, en la pobreza que impera en el país y el sin fin de gente que no vive sino que sobrevive el día a día mientras que los presidentes y encargados del nuestro México lindo y  querido hacen regalos a sus  colegas de precios obscenos, de precios que uno dice ¡no mames!*)


Hasta aquí y apelo al conocimiento de los lectores mexicanos, apelo a que somos bloggers y manejamos un nivel decente por adjetivarlo de algún modo. ¡No mames!, ¡No mamar!, ¡Se mamó!, ¡Está bien mamado! o ¡anda bien mamado!. Las frases anteriores, según el colectivo se entienden, variaciones más variaciones menos como enlisto a continuación:



  1. ¡No mames! = No te pases, no te excedas, ¿Es verdad eso que dices? (no importa si es verosímil o inverosímil.
  2. ¡No mamar! = Usado como interjección u onomatopeya. Para algunos es casi un sinónimo de un ¡ay guey!. Igual que en no ¡No mames! no te pases, no me jodas, o de la línea para atrás.
  3. ¡Se mamó! = Se pasó de los límites establecidos (independientemente si es positivo o negativo) por ejemplo : ¡El profe se pasó porque me reprobó! o ¡El profe se mamó porque me aprobó!
  4. ¡Esta bien mamado! = Se refiere a un tipo musculoso (vuelvo al punto: con los músculos más marcados de lo normal), también puede referirse a un tipo ahogado en alcohol (esto se deriva de la alusión de mamar de la botella. Mamar de succionar de la mama, solo que en vez de succionar leche se succionó alcohol)
  5. ¡Anda bien mamado!= anda muy pero muy excesivamente borracho.
  6. "Eres la mamada" = a eres lo mejor de lo mejor
  7. ¡qué mamada! puede ser en el sentido literal o que eso a lo que se adjetiva como mamada sea algo ínfimo, carente de calidad, algún insulto a nuestros sentidos
  8. ¿Me das una mamada? = En algunas partes del país dar una mamada es igual a dar una calada de un cigarro.  También aplica en el sentido literal.
***lo importante y que no hay que perder de vista es el contexto


No, no es mamada (no es broma ni juego este post) esto viene a que un día que esperaba el transporte público y no estaba escuchando música, a lado mio estaban una madre joven y su hija, quien tendría sin temor a equivocarme unos 8 años. El camión comenzó tardarse y dicho sea de paso, en mi pueblo, ese camión es uno de los que se presume sus chóferes manejan como cafres, como si fueran a recibir herencia cada que llegan al punto donde revisan tarjeta. La niña le decía a su madre que ya estaba cansada de esperar (yo ya tenía 20 minutos esperando, ellas unos 10 minutos más) ahora que lo pienso a pie hubiese llegado más pronto, que tomaran otro camión aunque caminaran más cuadras, que ya tenía hambre, que le daba miedo subirse a ese camión porque "manejaban muy feo", que el camión ya se había tardado y seguramente vendría muy lleno e incluso no se pararía. Así estuvo la niña como 10 minutos, el miedo se veía en sus ojos, en eso dijo "es que ibas en un camión de esos cuando tuviste el accidente", la madre le dijo que no que había sido el camión de la empresa donde trabaja el que había chocado. La niña siguió: ¿Mamá por qué chocan los camiones?, ¿Mamá por qué trabajas tanto?, ¿Mamá por qué no regañan a los que manejan feo? Mamá, Mamá, Mamá, Mamá, Mamá POR QUÉ ESTO POR QUÉ LO OTRO. Mentalmente la espera se me hacía menos porque estaba fascinada escuchando las preguntas de la pequeña y me gustaba adivinar lo que la madre iba a responder. La madre, no muy lista le daba respuestas insulsas hasta llegar hasta PORQUE SÍ, PORQUE NO, NO SÉ. y ya harta sencillamente la ignoraba. La niña seguía con preguntas de los camiones, leyes de vialidad, del cine (porque un cine estaba frente a nosotros), de en qué se habían basado para remodelar la calle y en fin la niña preguntó de todo.

La madre no soportó más, a esta parte ya oía algo de música en mi reproductor pero no me impidió escuchar lo que la madre, con toda majestuosidad le rebatió:

¡Mija´ YA CALLATE DEJA DE ESTAR MAMANDO! (hija de estar con tus preguntas que no tengo idea de qué reponderte, deja de joderme, deja de fastidiarme, deja de hartarme, etc.)

Me quedé estupefacta, sentí pena por la madre. ¿Pudiendo argumentarle tanto tuvo que gritarle de manera tan soez? Las pupilas de la niña se dilataron, su rostro empalideció un poco y usó su vista periférica para asegurarse que nadie más que yo habíamos atestiguado tal grito, que sin duda, hizo sentirla mal (y con justa razón) El susto le duró solo unos segundos y la niña le dio una bofetada con guante blanco, una de esas que solo la inocencia y el ansia de saber puede brindarte.

MAMI ¿QUÉ ES DEJAR DE ESTAR MAMANDO, QUÉ ES MAMAR, QUÉ ES DEJAR DE MAMAR?

La madre, le dijo que con una chingada que no sabía, que se callara, que ya por piedad dejara de mamar. Llegó el camión. venía lleno y por poco no se detiene ante nuestra señal de parada, iba a exceso de velocidad, la niña llevaba miedo, la sujeté brevemente del brazo porque no había espacio para sostenerse. La niña le dice a su madre en su susurro: dejar de mamar debe ser que te deje de molestar (...) puedes no gritarme delante de la gente o decirme que mis preguntas te molestan. Volteó y se sonrió conmigo, le dejé un asiento que me habían cedido.

Señora, ¡No mame! y menos si no le puede explicar a su hija lo que significan los improperios que dice. 

**Según el Diccionario breve  de mexicanismo, de La Academia Mexicana de la Lengua define  mamada como:  F. Absurdo, despropósito.


POR: VBLB #O.K! (Lovb febrero 2010)

9 comentarios:

don vito andolina dijo...

Hola, bello blog, preciosas entradas,si te gusta la comunión entre dos palabras, la poesía,te invito al mio, será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen jueves, besos múltiples...

Anastacia dijo...

Genial esta entrada, simplemente genial! Besos

Ari dijo...

Chale, si yo hubiece escuchado eso... definitivamente nome quedaba callada.

Y con ese tipo de padres quieren del país, una sociedad impecable y honesta.

Maria F dijo...

jajaja no es la primera vez que escuho ese tipo de respuestas - los papas quedan rebasados totalmente por los ninios - pero un no mames - ?? way too much .. Esta muy padre "Your Factory" :) sigue bloggeando...Yo me uno a tus lectores ..

Frank Churchill dijo...

Que lamentable que existan ese tipo de padres, yo tampoco me hubiese quedado callado ante una situaciòn así, esa niña crecera con una madre de modos groseros y probablemente los imite en el futuro.. es muy triste u_u, de cualquier modo has obtenido de ello una excelente entrada, como siempre

Sonrisas!

Fernando Manda dijo...

jajjajajajaa que mamadas XD
así me dice mi mamá cuando le hablo mucho...
mamá, deme de comer
mamá, donde está esto
mamá, páseme el celular
y ella me dice: deja de estar mamando, y es cuando le hablo por su apodo chata! deme de tragar!!
ya no le queda de otra más que reírse jajajaja está chido el post
XD
que mamadas!!

LoVB dijo...

Anastacia: Gracias!

María Fernanda: Efectivamente los padres se ven rebasados por sus pequeños mutantes. Gracias por el comentario.PS: Ya me di un paseo por tu blog y te envidio por haber visto de cerca a Denise Maerker, wow. Gracias por unirte a la banda.

Mr. Frank Churchill: Un placer as usual.


Fernando: DE verdad tu madre te dice eso? Almenos entre ustedes es un juego y no sentencias. PS: QUÉ LE hice a tu blog que sigue sentido conmigo, eh.

ARI: MI vida, usted por aquí. Yo que pensaba que la tesis te sigue comiendo las horas. LOVE U. (JAJAJAJA COMO SI NO PLATICARAMOS HORAS) love u harto. Y este bló es tan tuyo como de la banda. MUACK!

por cierto : ¡¡GOYA!! SEGUIMOS invictos y toco madera. Ok ya me voy porque ya me salí del tema.


GRACIAS A TODOS POR SU AMABLE COOPERACIÓN con SUS COMENTARIOS, HARTAS GRACIAS.

BESOS Y ABRAZOS!

LoVB dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marlene dijo...

Espera! faltó mi comentario!! es que no había podido venir.
:/

Sentí este post tan increíblemente mexicano, tan 'nuestro' con nuestro único e inconfundible calo.

Y al mismo tiempo pena ajena por esa pobre señora. que torpe ¿no?
Imaginé perfectamente la vista periférica de esa pequeña y tu cara, también imaginé tu cara de ¡¡¿¿WHAT?!!! JAJAJA!
No bueno es que somos tremendos. Yo uso mucho en mi lenguaje diario el "No Mames" en serio.. cañon. Pero es tan habitual, tan "normal" entre nosotros los mexicanos que ya ni abrimos los ojos cuando alguien lo dice. Pero eso que dijo la señora ¡No, por favor! eso no se le dice a un peque, y mucho menos enfrente de la gente.

Uffa! que excelente post. Te felicito :DD

Besos tremendos
M&M