ribbon

viernes, 24 de junio de 2011

Los Nerds de mi vida (el pilón)

Esto pasó en el primer semestre de preparatoria justo en ese lapso en que mi novio (ese que era tan cabrón como guapo, ese que encontré en pleno acto) me había mandado al carajo ¿o nos mandamos al carajo? No sé. Si bien me dolió mucho, apliqué esa regla de "que te duela 3 días, no más" y sí, lloré tres días pero la recuperación total me llevó vario tiempo: la recuperación duele mucho, luego se hace una cáscara sobre la cicatriz y cuando se cae duele un poco.

En ese lapso vulnerable conocí a "popo", así le decían, supongo por su tono de piel extremadamente moreno. Ese primer semestre fue un suplicio: odiaba la escuela, no me llevaba bien con casi nadie de mis compañeros, no había talleres con tintes artísticos y en sí: el colegio me caía mal, los padres me caían mal, hasta yo me caía mal por ir a ese lugar. Tenía amistades, sí; también compañeros. Uno de mis compañeros era "popo", el otro era Samuel. Ambos eran amigos, creo que mejores amigos.

"popo" era alto, moreno, usaba lentes de fondo de botella, robusto, con una voz parecida a la de Enrique Rocha anunciando Master Card y su infaltable look "metalero", "gótico" o una mezcla entre ambos. Debajo del uniforme siempre traía playeras negras, siempre.

Samuel era blanco, de cabello claro, chaparrito, popero de corazón. El alumno de diez, monaguillo en las misas, misionero en los veranos... Con un kardex perfecto. Decían que era gay.

A mí me llamaba la atención Samuel, "Popo" no me caía mal.

Un día, sin más ni más, "Popo" me pidió que fuera su novia: hizo una especie de cómic y ahí estaba la petición, le dije que no. Luego de eso, Samuel y yo nos hicimos un poco más amigos.

Pasaron no más de dos semanas, iba caminando, me hablan por ni nombre: era mi ex con la chava con la que lo había encontrado: me tapan el paso y se funden en un grotesco beso justo delante de mi. Fue un momento muy desagradable. Cuando terminaron de besarse y seguí mi camino llena de furia, mezclada con estupidez me topé con "Popo". Para no hacer la historia larga, le dije si seguía en pie su propuesta de ser su novia, me dijo que sí. Le dije "Ok, ya soy tu novia" se quedó mudo, justo a nuestro lado estaba un payaso de esos que hacen figuras con globos, globoflexia creo que se llama, hizo un french poodle (que detesto) y me lo regaló. Quiso reaccionar y besarme, no lo permití. Lo abracé por obligación más que por gusto, me fui a casa de, en ese entonces mi mejor amiga. En cuanto abrió la puerta le dije "acabo de hacer una pendejada, le dije que sí a "popo" y apenas acabé de decirle sí le quise decir sabes qué: siempre no" Me abrazó, me dio un trozo de pastel como de un kilo y me lo comí como si fuera una rebanada.

Fui a mi casa, llamé como 3 billones de veces a "popo", desde esa vez detesto el tono de fax porque nunca me contestó. En la noche fue a mi casa, por más que quise decirle que no, jamás me dejó hablar. El día siguiente era 14 de febrero. Cuando se fue a su casa, le volví a llamar y entonces le dije "sabes qué perdóname pero no puedo no ser tu novia" Me mentó la madre, dejé que lo hiciera. Al día siguiente llegó una rosa adentro de una especie de bola de cristal, un paquete, un sin fin de cosas. La rosa estaba bonita, muy bonita para ser justa. Al final del paquete una disculpa por la mentada de madre. No volvimos a hablarnos.

A menos de un mes, Samuel me pidió que saliéramos. Salimos un tiempo, se supone que fuimos novios: nos vimos 2 veces: una en la escuela, una fuimos al cine y decidimos que no era lo nuestro eso de estar juntos.  Nos dimos un beso ¿un par? No recuerdo pero sí recuerdo que me reí y le dije que besaba muy bien.  Creo que el fue beso de debut y despedida.

No sé si alguien nos vio o si Samuel y "Popo" platicaron y salió a la luz nuestro par de salidas y el beso, no sé. Lo que sí sé es que "popo" se puso furioso y golpeó a Samuel, en una cafetería cercana al colegio. Samuel quedó lleno de moretones...supe eso porque el padre que era el director nos mandó llamar a los tres: me dio un sermón...que no se me olvida pero a grandes rasgos dijo que "quien me creía" entre muchas otras cosas, que no me expulsaba porque él era bien buena onda... Me hubiera gustado mucho que me expulsara y me evitara la pena de seguir en su nefasto y moralino colegio...pero dicen y dicen bien que dios no cumple antojos y los salesianos menos.

"Popo" jamás me volvió a hablar. Samuel y yo hablamos un tiempo más pero conforme pasaron los días dejamos de hablarnos...Samuel  es gay....yo también.

Popo y Samuel  siguen siendo amigos

1 comentario:

Maria F dijo...

vaya pilón ... :) pero por mucho ... mi favorito -nerd- es alfonso ... lo de la posada con frac no tiene precio ... Por otro lado - esa época de teatro ... suena genial ... Vivi tras bambalinas .. :)un beso feliz fin