ribbon

sábado, 15 de octubre de 2011

Las suegras que sí tuve (parte 1)

Por alguna extraña razón, he conocido a casi todas mis suegras. No, no lo pedí, simplemente ocurrió.


La suegra que afortunadamente no conocí 

Cuando estaba en tercero de secundaria, que tuve un novio guapísimo (ajá ese que digo que estaba más bueno que el pan y de la cabeza más hueco que una nuez vieja)
Con él no duré mucho tiempo. El más bueno que el pan era muy tonto. En el tiempo que fuimos pareja le ayudé a pasar unas materias, después terminamos.
En una junta (él iba en otra sección) y no sé por qué demonios si las juntas eran para padres, los alumnos asistíamos...creo que nos parecía divertido vernos en las instalaciones de la escuela en horas que no eran de clase. Resulta que en esa junta la mamá de mi ya en ese entonces mi ex novio dijo que "le parecía mal que en el colegio permitieran los noviazgos, que su hijo era muy buen muchachito y que la persona con la que andaba solo le había causado una baja en sus calificaciones y un cambio de actitud para mal" y exigió que a la muchachita se le diera mínimo una suspensión, de ser posible de baja.

La maestra que presidió la junta era una de las más temidas del colegio, temida y respetada. fue quien me defendió, le dijo a la mamá de más bueno que el pan lo siguiente "su hijo y LoVB hace ya tiempo que no tienen ninguna relación y cuando su hijo anduvo con ella fue el único momento en que sacó buenas calificaciones. Al que debería pedir que den de baja es a su hijo por incompetente"

Supe eso porque la maestra me contó y como eso ocurrió en pleno salón pues todos los padres de familia se enteraron, le contaron a sus hijos, ellos me contaron a mí. La maestra pidió a la señora que me ofreciera una disculpa pero decliné la oferta así como también decliné que se la ofreciera a mi mamá (quien se enteró después del suceso y solo se rió)

A la señora nunca la vi bien, solo de lejos pero obviamente cayó de mi gracia y yo no era "santo de su devoción"

1 comentario:

Pamela R dijo...

A este tipo de personas es mejor no darles importancia y reírse de las tonterías que dicen, así como lo hizo tu mamá.


Saludos Lovb :)