ribbon

martes, 22 de noviembre de 2011

Notas al pie sobre salir del clóset, ser homosexual y otros vericuetos.

A veces me han dicho "Tú ni has de saber lo qué es vivir en el clóset", "cada quien vive un proceso distinto", "Lamentable o afortunadamente no todas las mamás son como tu mamá"

Sé que aún en 2011, ya casi 2012 ser homosexual es todo un paquete, vivir lo es, pero ser homosexual aumenta medio punto, o un cuarto de punto o el porcentaje de punto que quieran (aveces el drama lo hacemos nosotros mismos) y es que no es fácil. Me gustaría que ser homosexual fuera tan intrascendente como decir que eres heterosexual pero no lo es (todos sabemos por qué, o eso creo; la mayoría estamos al tanto de las implicaciones o de los clichés) Muchos hemos dicho o oído decir: "la machorra", "tortillera", "necesitan una pastilla de tentramitrozón" o "yo te ayudo a enmendar el camino" o "los jotitos de la estética" o el clásico "él puede ser gay porque es Ricky Martin , pero el mundo solo tiene un Ricky Martin" o frases similares.


Decir por qué hay una etapa en que uno vive en el clóset es tan ambiguo como querer responder cuántos días es "normal" que se retrase el ciclo menstrual: para unas personas un mes o más es normal para otras se retrasa un día y ya creen estar embarazadas. Así es esto del clóset. Yo, al igual que muchas personas, viví por decirlo de alguna manera un tiempo en el clóset, claro con muchas notas al pie. Un día un maestro dijo en una clase "Si no eres gay qué andas hurgando en el ambiente gay" y es puede ser muy cierto, PUEDE, siempre existen las excepciones y demás..

Mi mamá, al igual que yo siempre lo supo. Nunca voy a olvidar una plática, pelea, discusión, intercambio de opiniones en el que le dije "Neta, yo quiero encontrarme una mujer la mitad de buena onda que tú, sería muy feliz" mi mamá me dijo "Una mujer" con su cara un tanto perpleja y con ese rictus de ¡oh por dios, eso que yo creía ya no es una creencia es una confirmación" y yo le dije "Sí, una MUJER" y al parecer desde ese momento quedó todo claro. Mi mamá, nunca se ha entrometido demás, ojo: no digo que no se preocupe, simplemente su relación con su esposo es SU relación y las relaciones que tuve e incluida la que tengo fueron y es mía.  Por supuesto que me dijo que determinada persona no le agradaba ni tanto, que fulanita no le daba buena espina y demás...todo con una diplomacia que solo mi mamá.

Una vez, hace años, mi mamá me dijo ¿eres gay? se me heló la sangre y deseé tener un pañal para incontinencia urinaria de adultos... simplemente me quedé callada; por qué: M I E D O, miedo macizo y conciso, miedo de ese que sencillamente te paraliza. Y es que yo no sé los demás pero que mi mamá me rechazara...eso sí se me hacía cabrón. Leí tanto, conocía de tantas personas que rompían lazos con sus familias (y mi familia es mi mamá), personas que incluso prefieren vivir eternamente ocultas... que razones para tener miedo me sobraban pero mi mamá no es de esas mamás, ni me sacó del clóset cual feto que arrancan d e la matriz. Un día sencillamente dejé de tener novio y mi círculo se volvió 95% femenino. Con la medida de naturalidad que lo manejé yo, lo manejó mi mamá. A mis amistades, salvo dos, un día simplemente supieron que en vez de novio tenía novia y san se acabó: esos son los buenos amigos, los que permanecen, los que no te juzgan, los que no te preguntan lo obvio.

Digo que no es sencilllo, porque lo digo y diré: siempre es distinto ver desde afuera que desde dentro del vaso. Qué mi mamá se imaginaba a su niña a lado de un tipo: sí y muchas de esas. Pero sabe que el que sea homosexual no me hace dejar de ser mujer y querer una familia, hijos, la camioneta, el perro y el bulto de croquetas para que el perro no se nos muera de hambre. Mi mamá fue clara: "No me preocupa tu preferencia, me preocupa la sarta de cosas que puedan decir los demás, ya sé que a ti no te importa pero a mí como mamá SÍ" me recordó esa vez que una pseudo amiga dijo que yo era una lesbiana reprimida...mi mamá le quiso dar una cátedra de lo que ella podía o no decir y de lo que implicaba ser homosexual. Mi mamá dijo que se le hacía peor ser intolerante y chismoso a ser homosexual....a mí también hay muchas cosas que se me hacen peor.

No fuimos a terapia. Mi mamá me dijo que sabe que yo no creo en las terapias, me dijo "necesitas una terapía" le dije que no "Entonces no la necesitamos". Mi homosexualidad, no es un tema que mi mamá toque en una platica con sus amigas. Como yo, si le preguntan respetuosamente pues va responder pero siempre ha dicho eres muchas cosas antes preferir estar con una mujer. Al resto de mi famlia, que los que me lo han comentado lo han hecho de una manera normal, no me he sentado y les he dicho oigan me gustan las mujeres, ya sé que tuve un eterno novio pero me gustan las mujeres. Eso no ha pasado. Un día, le dije a mi mamá si quería que los juntara a todos (lo haría) y les decía "oigan soy gay, si les quedaban dudas espero haberlas disipado" mi mamá dijo "Un día me dijiste que explicaciones no pedidas eran culpabilidades admitidas y no hay porque andar dando explicaciones, cuando se den cuenta pues listo" así es mi mamá. Me dijo "Así eres tú, a veces pensaba que te levantarías y todo sería distinto pero no" lo más importante que al igual que yo lo único que quiere es que sea feliz.

Dice que le preocupa que encuentre a alguien que me quiera, que me compré un helado nomás porque sí, alguien con quien comparta mi modo de ver la vida, que cuide cuando me enfermo que es muy seguido y cuando me haga viejita, entre otras. Y eso es lo que yo quiero y lo que ya encontré.

Así que mi salida del clóset fue todo menos normal o almenos nunca me sentí viviendo dentro, qué cosas. Y es que así soy y punto.

Mi mamá sigue pensando que una relación entre dos mujeres, o entre dos hombres ha de ser doblemente intensa (creo que se imagina el refrigerador de dos hombres que viven juntos lleno de pura cerveza y a dos mujeres que ni ellas se aguantan durante en síndrome premenstrual o ya en el ciclo menstrual) Tampoco le puedo pedir todo, también hay cosas que le cuestan, nadie nace sabiendo ser madre y menos de un hijo a homosexual.

Mi frase de cabecera: en la medida que uno lo tome con naturalidad, en esa medida los demás lo verán natural. Mi mamá dice "Si uno no apoya, respeta y se esfuerza en entender a sus hijos no podemos esperar que nadie más lo haga" he ahí la base de todo.

3 comentarios:

Pamela R dijo...

Tu frase de cabecera me ha sevido de mucho.

Mi mamá definitivamente tiene sus sopechas, pero dudo que se anime a decirme algo.

Creo que todavía tiene una leve esperanza de que yo no sea homosexual, porque hoy me dijo te quiero presentar a fulanito hijo de la sra. X, yo solo le dije: NO gracias no necesito que me andes haciendo citas, creo que hasta hice cara de WTF(qué le pasa a mi mamá para que me quiere presentar a un hombre).

Espero que con esto le quede claro a mi mamá que ni espere verme con novio.

Saludos LoVB

Maldito Desgraciado dijo...

Desde hace tiempo creo que cada quien puede hacer lo que quiera (religión, orientación sexual, irle al américa, muchos etc) siempre y cuando no afecten a terceros; me refiero a afectar no en el sentido de molestar, sino de perjudicar. Conozco gente gay que me caga, aunque muchos "normales" me cagan, y eso le ha de pasar a todos, pero la neta vivimos en un país lleno de ignorancia y prejuicios. El día que aprendamos a juzgar a las personas por sus actos y no por sus preferencias, el mundo no estará tan pinche loco.

Marlene dijo...

Yo creo que si hemos avanzado con el asunto de la naturalidad.

Por ejemplo, ahora en el centro histórico de esta ciudad, es muy usual y coditiano ver a hombres y mujeres tomados de la mano. Hace tiempo estos "sucesos" fueron noticia en el períodico y en la Televisón. Pero ahora, transcurido más tiempo..la gente empieza a verlo, como algo normal/usual/cotidiano.

Así debe ser, creo. Yo también soy de las afortunadas de contar con unos padres que lo han aceptado justamente así, con naturalidad, claro con su respetivo sermón al recibir la noticia respecto a buscar ayuda profesional y el tipico cuestionamiento de "
¿en que fallamos?"

Pero bueno, lo cierto es que para mi fortuna, lo han aceptado muy bien, aceptan a mi novia, de hecho .. LA A.D.O.R.A.N.
Y es justamente por eso, porque no nos clavamos tanto en el asunto Freudiano de los "porques" yo no le hago daño a nadie con amar a una mujer. Porque al final de cuentas es justamente eso.. AMOR, lo que defendemos los Gays, el derecho a amar a un semejante.

Yo también camino desde mucho tiempo de la mano con mi pareja de manera natural, y habrá quien nos juzgue o a quien de plano ni le importe. Ya a estas alturas, siendo Gay desde los 14...me da igual.

Besos niña!