ribbon

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Ya no hay respeto

Tiempos postmodernos ¿porque seguimos en la postmodernidad, cierto?

Pueden llamarme mamona y demás adjetivos, pero desde hace mucho tiempo no suelo, salvo contadas excepciones, dar una moneda o ayudar  a las personas que piden dinero en el transporte público. A parte, al igual que los limosneros que se ubican en determinada esquina, las personas que se suben a los camiones usan las mismas rutas.


Hace alrededor de un mes se sube una señora presuntamente sordomuda, digo presuntamente porque en estos tiempos ya no se sabe. Hace mucho se subió un sordomundo dando a cada pasajero una estampa que se acompañaba de un pequeño calendario, la cooperación era voluntaria. Las imágenes eran de piolín, silvestre y ese tipo de personajes, la leyenda decía "Soy sordomudo, este es mi medio de ayudarme. Gracias" Esa vez tampoco le di una moneda pero un señor que estoy segura no leyó donde decía "sordomudo" le dijo "Oye me cambias por otro con otra estampa" y el sordomundo le contestó: TE LA DEBO YA NO TRAIGO. Ahí me volví escéptica, de ahí viene mi desconfianza.

Con esta señora sordomuda, me pasaba igual. Un día que iba al gimnasio escuché sus balbuceos, creí que sí era sordomuda pero prefiero ser escéptica. Ese día, los calendarios que traían decían "Soy sordomuda, de esto vivo. Yo no hablo ni oigo, Dios sí. Cooperación $3 y $5" Cuando vi el calendario me fascinó el chantaje con la frase de dios, porque no es nada oculto que México es un país religioso, independientemente del credo, es un País religioso. No le di ni tres, ni cinco pesos. Me la seguí topando. Así como yo la ubico, creo que ella me ubicaba a mí. Hasta la semana pasada tomaba el calendario que me daba, y se lo regresaba. Luego vi que había gente más inteligente que yo, que desde que les iba a dar la estampa ellos le hacían una seña de "no, gracias", hice lo mismo, esa seña la he llevado a la práctica en los últimos días. Estos últimos días, la leyenda cambió de tres o cinco pesos a "$5" esto porque el calendario se "mueve".


Justo el martes que iba al radio se subió al camión, me dio pena verla casi todos los días y nunca darle $5 ese martes dije "debería comprarle un calendario". Hoy miércoles, regresaba del gimnasio, cuadras antes de bajarme, ella se subió, desde antes que me diera la estampa le dije que no con la mano, llevaba mis audífonos como siempre. Cuando la señora regresa, escucho cerca de mi un balbuceo, no dirigí la mirada, el balbuceo fue más fuerte y giré mi cabeza, no porque supiera que me hablaba a mí sino porque el balbuceo era casi un chillido. Era ella, me dijo a señas que siempre me veía y que nunca le compraba, le dije que después; insistió, me giré y seguí escuchando, me vio hasta que volví a voltear, en eso me dice que estoy loca (hizo la seña de locura girando el dedo a lado de su sien) luego dijo a señas que siempre con mis audífonos y ponía cara de enojada  (frunció el seño y gruño) que mejor le comprara una estampa, que eso me iba a hacer feliz y que siguiera escuchando música.


Solo puedo decir que ya no hay respeto y que ahora sí JAMÁS voy siquiera a considerar darle una moneda a alguien. ¡Qué se piensan!

1 comentario:

Maldito Desgraciado dijo...

Yo muy de repente doy feria, pero muuuuy de repente (casi nunca), lo que si nunca hago es participar en el redondeo.
Deberías cargas con paletas y obligar a la ruca a que te compre algo y le haces un berrinche si se hace la ofendida.
XD