ribbon

domingo, 4 de diciembre de 2011

Dejar de hablar

Mi grupo de amistad no es ni pequeño, ni selecto: lo que le sigue, es decir, es más allá de pequeño y más allá de selecto.

En este tiempo (y es que ahora que es diciembre y que 2011 ha pasado de una manera tan rápida) corté mi relación con una de las personas que consideraba parte de ese grupo extremamente selecto: sí conoce muchas cosas de mí, de mis móviles; sabe cuáles fueron las razones por las que hice o no hice tales o cuales cosas. Pero de repente dejó de estar...dejó de estar para mí; yo que siempre estaba, ella de pronto no manejaba de noche (para verme a mí), ella podía a su hora o no podía (pero con los demás su horario si era flexible), podíamos planear un viaje incluso con un año de antelación y me dejaba vestida y alborotada como novia rancho (con sus otras amigas no le cuesta tomar una maleta e irse) y de pronto todo comenzó a juzgarlo (mis horarios, mis ingresos y la forma de obtenerlos...uno no tiene la culpa de ser freelancero y que le vaya bien) mi falta de carro o la disponibilidad de mi madre de comprarme uno...¡todo! Luego, sus confuciones con sus preferencias sexuales ¡perdón pero no soy ni consejera de pareja, ni sé  dar terapias, ni nada que se le parezca! Tuve mucho tiempo pidiendo su ayuda para comprar el regalo de mi novia (meses, y nunca pudo) eso sí, le dejó una felicitación. Esa fue la gota que derramó el vaso: es cierto, es como los regalos: uno regala porque le nace y no esperando algo a cambio pero mi novia dijo "Es mentira que con las amistades no esperes algo a cambio; por lo menos que estén" y sí, y como ya ni eso tenía, un día corté de tajo (cada una por su lado, mi novia y mi mamá coincidieron en que DEBERÍA decirle mis razones) pero como ya ,o había hecho antes no le vi el caso, un intento fue infructuoso dos....yo regresé y fui estúpida porque repetí el mismo error, pero me quedo tranquila porque por mí no fue. Así que un día harta de su conducta, la borré del msn, del facebook, de mis contactos de correspondencia en mi correo y su número de celular no lo borré por que mi madre tiene asuntos con ella y porque si me llama quiero saber que es ella para sencillamente no atender la llamada.  Fue un poco complicado pero fue lo mejor: me siento mejor.



                                            II

La persona con la que tuve un free, y que después se supone fuimos amigas, "se supone" porque realmente nunca pudimos ser amigas. Mi amiga, la que me queda, pero sé que entre ser mamá y trabajar apenas y le queda tiempo para no olvidarse de respirar....me decía que esa persona me absorbía la energía y sí.
Nos dejamos de hablar un tiempo considerable, luego nos vimos y medio nos hablamos...después conocí a mi ahora novia, cuando free se enteró creo que le hizo todo menos gracia (apesar de que ella, creo, tenía su novia e iba con su bandera de "todo lo entiendo") todo quedó claro un día que me dijo "ah sigues con ESO", perdón pero eso no era un moco fluorescente de los que salen una máquina cuando insertas una moneda de $5. Le dije "eso" es mi novia, tus comentarios no tienen cabida y en sí creo que tú y yo no tenemos ningún tipo de cabida. Mi amiga fue la segunda persona más feliz (siempre supo que free invariablemente sacaría su alma sanguijuela y me dejaría en la lona porque es su especialidad y porque le gusta tener su novia y sus otros frentes) Afortunadamente me safé muy a tiempo de ahí...se molestó mucho cuando le pedí unos libros que le había PRESTADO pero nimodo...libros son libros.  La iba a eliminar de mi facebook pero ella se adelantó, la eliminé de mi correo y del menssenger (los números de celular no los borro porque insisto, en el remoto caso de que llamen me gusta que el identicador me digan quienes son porque no me aprendo los números de memoria y así, no contesto las llamadas)


 III

Mi compañera de la primaria...que me buscó y todo fue un desastre, la vi para saber que no teníamos porque volver a verla, eso pintaba para ser da ñi no. Así que nos vimos esa vez y ¡jamás! salí huyendo, porque sí, más vale que digan aquí corrió que aquí quedó.




Dejar de hablar, cortar los lazos, muchas veces, puede ser lo más sano. Salud emocional, física, mental e incluso económica. Uno no debe conservar personas que no le aportan nada, si no que te quitan.


Con mi amiga, pues si me dolió un poco, pero no hay que cargar el saco de lastres.

A mis amistades, ciertamente las veo poco pero prefiero verlas poco y que sean efectivas a que sean una bola de faroles o que solo quieran obtener algo. Calidad sobre cantidad, eso ante todo.

1 comentario:

Pamela R dijo...

Decía mi abuelita que lo mejor es trabajar para uno mismo, ser tu propio jefe, porque así ganas más y tienes más libertad, etc.

"Conservar personas que te aporten"

Si aplicara la frase anterior, creó que borraría de mi lista a varias personas que supuestamente son mis amigos,.....lo pensare.



Un abrazo LoVB