ribbon

jueves, 16 de febrero de 2012

The L Word (ya la vi)

Hace aproximadamente un mes comencé a ver THE L WORD; lo había mencionado varias veces: no me gustaba. Y lo decía no sin conocimiento de causa, creo que vi la primer temporada y no logró engancharme. Recuerdo, que en aquellos entonces, varias personas me detestaban porque el sistema de cable que teníamos contaba con showtime y bla bla.  Creo que luego  vi capítulos aislados de la última temporada.

Pues, a este momento ya vi todas las temporadas com ple ti tas. Seré sincera las vi porque lo sentí como un acto de solidaridad para con mi novia. Esto porque siempre le insistía para que viera lo que yo y mi plan si era más de "no me gusta", total que dije "voy a ver the l"

Y las opiniones que merece son las siguientes


  1. No entiendo por qué tanto alboroto por el personaje de "Shane" como dice mi novia "la mayoría de los personajes evolucionó y Shane jamás lo hizo". 
  2. De verdad que no tienen idea el estrés que me causó  Bette Porter eso ser una (desde mi perspectiva) una mujer cuadrada, mandona, castrante y demás adjetivos que ya no voy a enlistar. Junto a ella pero con menos desesperación "Tina Kennard" carajo, por eso bien dice que para bailar un tango se necesitan dos o decía mi abuelo que "según el sapo la pedrada" Bette controladora y Tina que le encantaba que la moldearan con mucha más facilidad que una play doh.
  3. Bastante entrañable el personaje de Dana Fairbanks y ya que dije Dana, el personaje de la chef (ya se me olvidó el nombre) pudo ser más explotado.
  4. Error garrafal que hayan quitado el personaje de Carmen una vez que Shane la deja vestida y alborotada.
  5. Le tuve un cariño especial a Jodi Lerner porque aunque ni soy pro venganza que bueno que fue y se jodió  a Bette de una manera tan artística.
  6. Papi, ese personaje se me sigue haciendo tan surrealista tan metapersonaje.
  7. Sé que es una serie que es una ficción  pero también sé que la mayoría de las ficciones parten de una base real. Representan a un sector con un poder adquisitivo muy grande, eso refuerza el cliché de "la comunidad homosexual posee un poder adquisitivo mayor al de  los heterosexuales" de verdad que si dan ganas de que ese cliché, el del poder adquisitivo fuera real. Digo, Shane era la más jodidona  y mal no le iba. Que tuviera 10 playeras todas bien feas, eso ya es por psicología del personaje.
  8. Se agradecen las escenas de sexo, eso si no lo niego ¡qué buenas!
  9. Dijo mi novia "a nadie le molesta ver mujeres guapas" la verdad no, todas con cuerpazos. Qué bueno fuera que todas las lesbianas fueran como en la ficción pero NO.
  10. Mi personaje favorito: Alice Pieszecki. Si, la mayoría de las veces no soportaba tener tanta información pero "su pecho no es bodega". Me encantó el personaje, simple y sencillamente porque si pudiera armar una mujer, la armaría CUASI así: Inteligente, excelente sentido del humor, un cuerpo cuidado (no tan marcado como el de Helena Peabody) pero tampoco todo gordo, grasiento. Buen gusto para vestir, se ve hermosa hasta con lentes. Se ve genial lo mismo cuando andaba en jeans y playera, que con esos coquetos vestidos y blusas. Y punto extra: el tatuaje. Me fascinó porque simplemente es una mujer que le gustan las mujeres  sin ser la "lesbiana clásica con complejo de macho Alfa" (como Bette) y demás estereotipos existentes. Aparte le gustan los gadgets y bla, bla, bla.
  11. Jennifer ....qué estres, pero qué buen trabajo actoral. Más de una vez me dieron ganas de saber de qué mierda estaba lleno su cerebro, eso es tener vena de Maquiavelo
  12. Que final tan más estúpido. Te lo venden desde el principio, fue para mi gusto DE LOS PEORES FINALES, SI NO ES QUE EL PEOR FINAL que he visto. Como que se les acabó la cinta mientras grababan o les dio flojera y dijeron CAMINEN TODAS como en una neo versión de los ángeles de charly, prendan los ventiladores más grandes que se encuentren y que les ondeé el cabello a la mayor velocidad posible.
  13. Lo que queda: sí un precedente y demás (no me voy a extender) aparte creo que la mayoría la vio y tiene formadas sus propias opiniones. Quedan los cuerpazos que se cargan las actrices y las buenas escenas de sex; algunas muy divertidas. Uno se puede identificar en algunas partes pero no hay que olvidar que es una serie, una ficción y la mayoría de los productos que se transmiten por televisión son para divertirse no para tomarse como modelos de vida.






1 comentario:

Marlene dijo...

Estoy de acuerdo en un 95% con todos los puntos.
Mi favorita era Carmen, justamente porque ¿a quien no le gusta ver lesbianas guapas? A mi si... mucho
=)

Me encantó lo que dices sobre Alice, que no es la "lesbiana clásica con complejo de macho Alfa"
Je.
:P

Yo me perdí muchos, muchísimos capítulos... si me enganche al principio, pero algo paso, la trama, los personajes que no convencian, la ficción, porque, pues si, buenas escenas de sexo, los besos, el cachondeo y toda la cosa, pero.... actrices, al fin y al cabo. Incluso la Shane, que ya terminó la serie y no es capaz de quitarse el disfraz, debe ser porque le resultó redituable ¿no? y claro, le dio fama.

En fin.
Un placer leerte.. como siempre
=)

Beso