ribbon

domingo, 18 de marzo de 2012

La chica con el tatuaje de dragón VS Los hombres que no amaban a las mujeres

Hace unos días terminé por fin de ver no primera vez "La chica con el tatuaje del dragón", digo que varias veces porque fiel a mi costumbre, primero leí con gran embeleso la serie millennium del, lamentablemente ya fallecido Karl Stig-Erland "StiegLarsson (1954-2004). Me insistieron en que leyera la saga y por motivos más bien académicos no podía hacerlo, algo me decía que me fascinaría y la verdad no me podía desviar mucho de mi objetivo en ese momento. Así que una vez finalizado todo lo académico y leído otras tantas cosas para despejarme puede leer la saga. A simple vista, los libros pueden parecer unos ladrillos infranqueables pero son todo lo contrario, es un deleite página a página. Larsson da una catédra  de lo que es una novela negra y unos personajes exquisitamente creados. Genera atmósferas y logra la magia: una vez leída la primera cuartilla no se puede parar, simplemente se quiere más. Llegado el final de saga no se puede hacer otra cosa más que lamentar la muerte repentina del genio creador dejando su obra inconclusa y varios corazones, lo escribo sin temor a equivocarme, enamorados de Lisbeth Salander. Y es que aunque la historia tiene una narrativa nada cuestionable si no más bien completamente disfrutable y se desarrolla en una Suecia que almenos a mí me parece muy lejana y me remonta a chocolates, las historias son para que uno se identifique o puede encontrar intertextualidad en aspectos que se desarrollen en la comunidad de cada lector.




Pero este escrito no es para desentrañar cada una de las partes de la saga, más bien para realizar un análisis de las películas. 


Al mismo tiempo que me recomendaban leer millennium, me ofrecieron ver la adaptación (sueca y solo sueca hasta ese momento) pero fiel a mis vicios: primero leí la obra completa, llegué con tristeza a ese punto final pero lo hice. Y entonces y solo entonces pude darle play a la película (seguía siendo solo la versión sueca) y ¡vaya sorpresa, me gustó! con un gusto genuino.  


A decir verdad, me gustó la adaptación. Si bien, el guión BASADO en la novela del mismo nombre, me sorprendió con el casting: sobretodo con el personaje de Mikael Blokmvist. *Lisbeth Salander* tiene una mención aparte, debido a que mi enamoramiento hacia ese personaje me nubla todo dejo de objetividad. Pero en sí la película es excelente, de manufactura sueca, con actores poco conocidos, salvo Noomi Rapace, no ubico al resto de los personajes.
Las atmósferas son muy bien creadas e insisto el casting me parece sumamente digno y el guión muy fiel, aspecto que pocas veces por no decir nunca, queda cubierto cuando se trata de una adaptación literaria.


A salvedad de ser reiterativa: el casting sumamente logrado. Si bien los personajes en la novela no son descritos como Adonis ni como Venus, van más allá, uno termina fijando la atención en sus leiv motivs en sus modus operandi y eso queda perfectamente plasmado en "Los hombres que no amaban a las mujeres".




Con La chica con el tatuaje del dragón (traducción literal) me pasó distinto. Apelando al telón de fondo (leída ya la la saga y vista la adaptación cinematográfica) que me dejó con un muy sabor de boca o debo decir quizá un excelente impresión en mis pupilas. Hay diferencias que saltan a la vista pero es precisamente en esas diferencias que estriban, a mi entender, aspectos dignos de tomar en cuenta.


DATOS
LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES
LA CHICA CON EL TATUAJE DEL DRAGÓN
Año que salió a exhibición:
2009 29 de mayo
2011 21 de diciembre
Dirección:
Niels Ander Oplev (Danés)
David Fincher (Estadounidense)
Presupuesto:
13,000,000
100,000,000 (apróx.)
Actores que interpretaron los roles principales
Michael Nyqvist, Noomi Rapace
Daniel Craig, Rooney Mara
Duración:
152 minutos
158 minutos






Hay datos que como mencioné son obvios: de entrada las fechas de salida de las películas. Cuando salió la versión del mismo nombre. No hacían ni 5 años de la salida de esta novela y el furor ya expandido en Europa era del conocimiento de muchos. Así que, una adaptación venía perfecta, aunque también era una arma de doble filo porque insisto: a quienes leemos, una versión en la pantalla grande casi nunca nos deja satisfechos.
Ahora el aspecto del presupuesto: 13, 000, 000. No soy directora de cine y disto mucho de serlo, no sé qué tanto se pueda lograr, con dicha cantidad pero en "LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES" prepondera la calidad. Es una versión muy fiel, cuidada, se siente en todo momento que estás viendo una película basada en una novela negra y sobre todo respeta el tiempo de la novela, claro una cosa es el tiempo de la novela y el tiempo en el cine: toda una proeza plasmar en 152 minutos lo contenido en 672 páginas y serle fiel.


Ahora en 2011 (quizá muchos apenas la vieron en 2012) el panorama es distinto: si cuando salió "Los hombres que no amaban a las mujeres" el mercado era una moneda al aire, en 2012 el mercado ya estaba más que probado. No se necesita saber hacer estudios de mercado para darse cuenta que la obra de Larsson ya no era un fenómeno que causaba furor en Europa si no que a nivel mundial ya lo era e incluso la primera adaptación ya era conocida (en algunos cines de algunos Estados de la República se exhibieron dichas adaptaciones) y  no es de extrañar que solo los lectores hayan asistido. Entonces: ya existía el referente del boom y el antecedente de las películas (en sueco) del director danés. El presupuesto amplio, los ceros lo avalan y sí: en la película uno se da cuenta de que en efectos especiales no escatimaron, la tecnología a la orden del día, locaciones, vaya dinero no les faltó. Pero el casting...un Daniel Craig como Blomkvist (¡no porfavor!) se ve que lo pusieron a un regimen de alimentación y ejercicio distinto pero...personalmente no me gusta en lo más mínimo el personaje del señor Craig, (que bueno que la nominada fue la señorita Mara por su actuación como Lisbeth Salander y no Craig porque entonces la academia terminaría de caer de mi gracia...y aun me quedan votos de confianza) El libro te dice que Mikael es un hombre si no guapo o digno de portada de Men´s Health no es mal parecido y aunque aveces corre es más bien un hombre promedio con su panza y demás que tiene un extraño encanto para con las mujeres, que es más bien gracias a su personalidad. Así que el casting deja demasiado que desear. Pero le doy un punto al trabajo del señor Plummer porque la verdad sí me gustó.
Y en sí no se traiciona el argumento de la novela, que eso es lo básico para cuando se hace una adaptación pero en sí, si le da un poco al traste.
Tiene flashbacks excelentes y tiene también visos de las partes posteriores de la trilogía, no indicios, como tiene que dejarlos toda novela que tendrá seculas y las incluye como tal (uno sigue sin saber que pasará hasta que lee y una vez que está en la nueva  parte dice ¡ah claro!) tiene partes que dices ¡hey eso es del siguiente libro!, eso lo reconozco, tiene el trabajo del señor Plummer e incluso Craig hizo su trabajo.Rooney Mara está bien en su actuación de Lisbeth Salander pero en algunas tomas, sobretodo de perfil, siento que veo a Noomi Rapace. (Dicho sea de paso que Rapace fue considerada para re interpretar a Lisbeth Salander pero no aceptó) eso solo me hace valorar más su trabajo porque la Lisbeth que hizo le quedó muy bien, e incluso le tuvo que insuflar de su cosecha, de leer concienzudamente los libros y el guión y no aceptar un rol en una producción hollywoodense que supone más dinero, exposición, fama (porque como pasa siempre, ahora muchos quieren saber qué onda con millennium gracias a Hollywood, siendo que ya hay todo un trabajo detrás) pero como los presupuestos de las peliculas catalogadas como cine de arte no alcanza para mucho...




No ahondo tanto en el trabajo de ninguna actriz como Lisbeth Salander porque sencillamente Salander es un personaje que da para post aparte, se le ha catalogado como la nueva heroína del siglo XXI y demás adjetivos, que ninguno está está excedido. Respetable el trabajo de Rooney y Noomi (no sé si hay una cláusula que diga que la segunda letra del nombre de las protagonistas deba ser una o que se duplique) Pero para quienes hemos leído la trilogía digo sin temor a equivocarme que nos va gustar más el trabajo de Rapace pero jamás ninguna actriz por excelente o laureada que sea o pueda llegar a ser va igualar la magnificencia del personaje, misma magnificencia que solo Larsson y que solo la imaginación de cada lector puede tener el presupuesto necesario para quedar satisfecho.


Pero hay un punto principal: ninguna versión traiciona el argumento: Un periodista que es sentenciado a pasar 3 meses en la cárcel por difamación (eso le pasó por no corroborar sus fuentes) a Hans Wenneström, deja Millennium  (grupo editorial que tiene una revista del mismo nombre) y en ese lapso Henrik Vanger lo contrata para que le ayude a resolver el enigma de la desaparición de su sobrina: Harriet Vanger, quien cuando vivía con él en cada cumpleaños le regalaba una flor enmarcada. Ahora que la cree muerta sigue recibiendo una flor en cada cumpleaños y cree que están jugando con él porque considera que el asesino está entre uno de los miembros su familia. Es así como Mikael conoce a Lisbeth, una joven que presumiblemente padece Asperger, bisexual, con memoria fotográfica, de 24 años pero parece por su complexión delgada mucho menor. Tiene un tatuaje enorme, de un dragón en la espalda, y varios más. Su conducta no es la más sociable, vive vigilada por el Estado ya que se le considera incapacitada para velar por ella misma, su vestimenta no es nada convencional: tiene dejos de dark, punk, etc. Y es una excelente Hacker.




Sin traicionar el argumento, la primera adaptación tiene EL MISMO NOMBRE, y la segunda se llama LA CHICA DEL DRAGÓN TATUADO. Así con este simple detalle, los visos que tiene la versión de Fincher le hace tomar muchas licencias, principalmente incluir pequeños muy pequeños trozos de aspectos que se abordan en las siguientes dos partes de la trilogía; mientras que LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES, desde el título nos deja saber que es una versión más fiel. Por eso insisto que a los lectores nos va gustar más la primera adaptación por su fidelidad, aunque si a fidelidades vamos: nada como leer a Larsson.



1 comentario:

Volky dijo...

Y todo para qué? Para que en la pinche película gringa le cambiaran el final?! D: NO NO NO NO! ;__;