ribbon

domingo, 28 de octubre de 2012

Oferta y demanda: o ese tipo de comentarios que debieron omitirse

Alguna vez platicando con una amiga y ya entradas en la platica digna de lavadero, pero sin lavadero y la chancla a medio salir, desmenuzábamos el mundo.

Ella, como todas mis amigas, muy inteligente, aproveché, dada su experiencia para preguntarle por qué no es adecuado que existan relaciones de pareja en el sitio de trabajo, ella me dijo que porque está comprobado que siempre los conflictos de la pareja serán llevados al entorno laboral y afectarán el desempeño de ambos. Así me gusta que me expliquen; conciso y macizo. Me quedó muy claro.

Pero el punto no era eso, si no que ella dice que "relacionarse con mujeres la dejó escamada" y no, no es que haya tenido su cuatrimestre o vaya ni un mes saliendo con mujeres. El asunto es que salió con una, que a título personal escribo que jamás me causó buena impresión y no necesariamente porque para ser mujer luciera como un chico muy atractivo, si no que creo que se conocieron a las 2:00 y a las 2:01 ella juraba y perjuraba que mi amiga era a quien debía ponerle y también proveerla de casa, carro, perro y el respectivo bulto de croquetas.

Muchas personas pero las lesbianas cargamos con muchos clichés: que si a la segunda cita ya no andamos mudando, que si somos unas azotadas, que en el drama nadie nos gana, que qué afán en querer ser plomeras, que somos unas obsesivas, psicópatas y demás; y otro importante que tenemos una pelea irreconciliable con el maquillaje y los zapatos de tacón (no importa que Lupe Esparza y las multitudes se desgañiten cantando que con zapatos de tacón las nenas se ven mejor que con zapatos de piso). Obvio los clichés con eso: clichés y la mayoría de las veces son mal entendidos. Y sí: sí hay gente azotada, si personas que les gusta vestirse como camioneras, si hay personas que caminan como gato espinado con tacones pero no es propio de las lesbianas. También es muy común eso de "no me gustan las mujeres me gusta ella y nada más"

Pues eso le pasó a mi amiga: le gustó ella; ella que parecía un chico muy lindo y que si ella no me dice que era una mujer, la verdad yo ni enterada. De los tiempos mejor ni escribo porque te pasa y ya. Si no creen que nos pregunten a mi novia y a mí. Mi amiga entró en un laberinto que jamás pensé y ella menos. A mí: la mujer en cuestión no me daba buena espina, mi amiga era para mí la bandera de la heterosexualidad y bueno, mi novia puede dar fe de lo complicadas y cero objetivas que se volvieron mis ideas. Pasó el tiempo: dejaron de salir, porque oficialmente jamás fueron novias: claro se perdieron el asco, se abrían la puerta del carro y por lo menos una de las partes soñó con la casa, el carro, el perro y el bulto de croquetas. ...Claro que regañé a mi amiga por "darle alas" y claro que le dije a la mujer en cuestión que los seres humanos somos propensos a "encularnos" es decir a estar con alguien porque  las relaciones sexuales son muy buenas y ya. Regañé a mi amiga porque yo no voy cogiendo con mis amigas, ni les regalo los estuches de chocolates que veo en un aparador, ni les pago siempre la cuenta, ni las beso en la boca, ni me quito las urgencias con ellas..

El caso que ellas intercambiaron fluidos: mi amiga está más clara que nunca que lo suyo son los hombres y claro es una perra maldita mal parida porque hizo sufrir a la otra mujer en cuestión. Aquí entra otra amiga que me dijo "en una relación abierta o free el que se enamora pierde" y sí.


Total que mi amiga se quejaba de lo intenso de la relación, yo la escuchaba y le dije a modo de broma "por cada loca intensa piensan que todas somos así , que todas nos vemos así"


Seguimos en la platica de lavadero y me dice que Perengana al parecer salía con alguien con quien  en algún punto de mi vida salí. Sobra decir que yo ni enterada porque no tengo contacto con ninguna, y dije "pues que les vaya bien"  (digo hace tanto tiempo de eso y aunque hiciera poco no soy tan maldita como piensan)

Mi amiga, que la mandan a todos los cursos habidos y por haber me dice "yo conocí a (la mujer que parece un niño muy lindo) en un curso y el niño lindo es amiga es de perengana y perengana, según mi amiga, estaba saliendo con esa persona con la que un tiempo muy breve salí.Y al parecer perengana y el niño lindo habían tenido sus queveres. Hasta ahí lo único que me causaba era risa de lo pequeño que es el mundo.

Luego vino lo importante: en un curso le habían dicho que todo tiene que ver con todo y demás. Me dice

"Oye tú  saliste con Sutana. Sutana sale con Perengana. Yo salí con Fulana y Fulana  y Perengana salieron un rato. Como todo tiene que ver con todo es como si tú y yo..."

La paré en seco, no necesité que terminara la frase para sentir repulsión. Y no porque mi amiga me de asco, ni nada, si no que la oferta y la demanda está tan escasa que las situaciones se reducen de una manera casi inexistente.

Creo que todo lo que me contó fue para llegar a ese comentario que le comía la cabeza, las ideas, todo.

"Tú y yo somos amigas y hayas experimentado lo que hayas experimentado no te pienso perder el asco,es más te lo firmo. Entre tú y yo no ha pasado nada y así va seguir esto"

Una cosa es clara, si el mundo es un mundito, el círculo homosexual tiene muy poca escapatoria....

No hay comentarios: