ribbon

martes, 16 de julio de 2013

Mi vida sin facebook

¿Cómo fue que abrí mi facebook? No sé. Primero tuve un fotolog, que cerré (un metroflog jamás), luego abrí mi blog, creo que aquí la actualización de estado de messenger era todo el espacio de expresión que teníamos porque ¿alguien uso el blog que proporcionaba el mensajero? no creo, y entonces surgió el facebook, del que ya había oído hablar pero como mi universidad es una en donde asistimos prole, pues no teníamos acceso a tal "lujo" o privilegio.  Antes de seguir, no debo olvidar el hi5, que lo que más me gustó fue una blusa que me regalaron, misma que hasta que ya tenía mi hi5 cerrado, descubrí que el diseño emulaba el logotipo de la mencionada plataforma.

Y entoces, cuando el messenger agonizaba pero aún estaba conectado a un respirador y vivía sus últimos momentos porque siempre estaba conectado aunque no siempre entablando conversación o por lo menos yo, me conectaba como "invisible" o "ausente" y me olvidaba.

Cuando estaba en la carrera: los primeros semestres no existía, para nosotros simples mortales el facebook, fue justo a la mitad de la carrera y como si segregara una enzima adictiva: ahí estábamos todos, todos; adiós fotolog, adiós hi5 si es que alguien lo tenía, adiós metroflog y demos gracias, adiós messenger.

De repente, el que siempre estaba abierto era el facebook porque toda comunicación se llevaba a cabo por ahí: tareas, recados, comunicados ¡todo!

¿Mis relaciones? Tuve almenos una, que jamás me van a perdonar que no haya puesto "estoy en una relación con" pero simplemente no quería hacerlo y no lo hice, sobra decir que los mensajes de afecto, de esos que te dan un coma diabético eran inexistentes porque en el contrato verbal de la relación me negué rotundamente a ello, y entre ires y venires y toda mi reticencia a hacer pública mi relación en facebook, porque he decir que en un inicio no fui nada selectiva, mi relación tronó como truenan las palomitas de maíz.


Luego comencé informarme del funcionamiento, a realizar listas, bloquear, seleccionar y retomo bloquear porque hay gente que sencillamente ya me la topé en la vida y fue muy desagradable como para encima tenerlos en el facebook.


Me pasó casi de todo: solicitudes de amistad de gente que no conozco, el que mis familiares entendieran que no los voy aceptar y punto (para juntarnos todos existe la cena en navidad, y por algo será una vez al año), solicitudes para la granja, momentos de histeria de por qué me eliminaste y demás y claro, las reacciones no se hicieron esperar cuando, para quienes tenían alguna duda, mi estatus cambió a está en una relación con FULANITA DEL TAL: aquello fue locura. Para quienes tenían dudas: mi homosexualidad les quedó muy clara. Eso fue un momento clave.

Tampoco faltaron los aludidos, los que me acusaron de racista y de tener problemas con la gente "gorda", nada más alejado de la realidad. Afortunadamente quienes realmente me conocen nunca me molestaron con esas cuestiones.

Hace poco, antes de eliminar contactos a diestra y siniestra y dejar solo los que consideré importantes, un día (no sé hace exactamente hace cuánto) decidí cerrar por un tiempo indefinido mi facebook, fue mi novia quien tiempo atrás me dijo que iba a cerrar el suyo porque tenía mucho trabajo y efectivamente el facebook es un devorador de tiempo y el tiempo ya no retoña. pero primero que eso, lo primero que le dije fue por qué lo cierras, quién me va dejar mensajitos (efectivamente uno no muchas cosas hasta que se enamora) y me dijo, la cito textual: "amor, reabrir la cuenta es súper sencillo, solo vas a la página pones el correo y la contraseña y listo" y bueno, dado mi berrinche no cerró la cuenta , ya luego procesé la información y le dije que adelante.

Total que un día dije: adiós facebook: quiero leer como se debe, y establecer un contacto con la gente como se debe (es cierto, con muchas personas si no fuera por facebook, no tendría un contacto constante) pero dije: tienen mis datos de contacto, si quieren saber de mí me van a contactar. Y así ha sido: tengo algunas amistades que saben incluso debajo de cuales piedras me resguardo.
Y seré honesta: al principio fue complicado, también como una semana antes comencé apenas a ver qué onda con el candy crush, pero no me hice adicta, abrí una ciudad  porque mis amigos construían ciudades y me pedían chunches, luego ellos abandonaron sus ciudades y a mí nadie me enviaba chunches ¡pobre de mí, qué miserable vida! construí mi ciudad yo solita.

Me harté, pero retomando la dificultad de los primeros días: ya no lo extraño tanto; debe ser como cuando intentas dejar cualquier otra cosa. Pero dicen que luego de 40 días es prueba superada, creo que voy por la mitad.

Y mi vida: mi vida vuelve a ser mía.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Y agradecemos que lo hayas cerrado asi tenemos blog de nuevo :D

Pamela dijo...

Estuve renuente a abrir facebook, todos me decían: Pam no puede ser que no tengas face, mi respuesta era es que no me interesa.

Aaaah, pero lo abrí y lo acepto una se entretiene platicando, dando click aquí y allá. Sigo teniendo mi fb y creo que siempre le tendré un “cariño”, me he pasado buenos momentos y platicas muy divertidas.

PD Este es mi blog favorito, el que sigo leyendo desde hace más de dos años, genial que hayas regresado.

Ari dijo...

¡¡Yeah, muppet!!

Yo sé bajo que piedras te resguardas.
Por eso no me asusté cuando no te ví en facebook. Pero hubo alboroto en el gallinero por tu "abandono" xD

Abrazos felposos de muppet rosado!