ribbon

domingo, 12 de febrero de 2017

Chicles de menta, orégano y clichés

Cuando estaba en la primaria, mi mamá me cambió a un colegio de monjas porque la otra escuela era muy pequeña y sentía que la visión del mundo era igual de pequeña ¿qué pensaba mi mamá al meterme a un colegio de monjas? Así pasó...aparte de que éramos muchos alumnos y en algún punto supe que no quería pasar más tiempo ahí, no fue mayor cosa..¡ah sí, cuando entraron hombres porque era solo de mujeres es fue el suceso! Luego un año en una secundaria algo militarizada, de la cual recuerdo una boina horrible y sí,aprendí a saludar a la banderar. Ahí todo se  fue poniendo interesante, ese colegio había sido un hotel, un día encontramos un cenicero que decía "como dice satanas, las tienes buenas y no las das", corrección, el edificio había sido un motel...

Todo siguió su curso, cambio de colegio, luego entré a una prepa católica-salesiana y los chavos se sentían adentro muy religiosos y afuera muy galanes y poderosos con sus jeans, sus botas y fumando...no sé si muchos no se daban cuenta que no llenaban el pantalón y que las botas no les ayudaban a verse varoníles, ni vaqueros. No se de dónde sacaban los cigarros si éramos menores y había un séquito de padres vigilando....me fui de ahí, no tenía ganas de gastar los años de la prepa en ese ambiente tan opresor

En mi cambio de prepa, que ya no era colegio, ni había religiosas, padres , ni el edificio había sido un motel, ni llevaba uniforme ¡todo fue felicidad! Así era el mundo, todos conviviendo si tratar de imponer una ideología, sin que a nadie le apurara si habías ido a misa o le habías subido el tono de voz al padre o si tu mamá iba a poder ir a vender hot dogs para juntar dinero para una estutua, o si habías llenado un cartel con monedas de un peso...

Ahí me di cuenta que en la tienda se pedían "chicles de menta o de canela" y no eran otra cosa que cigarros rojos o blancos. Me di cuenta que las botellas de cloro no guardaban cloro, guardaban alcohol barato o aguas locas y me di cuenta que lo mismo se podían comprar inocentes gomitas a un peso que cigarros y llevat alcohol y todo lo demás en un cilindro o en brownie. Nunca hay que subestimar una mochila, ni el bolsillo de un pantalón, ni dejarse llevar por la cara de baboso o de malote de alguien... Admito que cuando supe lo que eran los chicles de menta y de canela me sentí tonta...

Pasado el tiempo y después de ires y venires, entré a letras. Una vez, una amiga me dijo "será que si nos metemos algo nos vamos a ispirar" a mí el solo saber que teníamos montañas de trabajo, me inspiraba si o sí. La gente se imagina que traemos nuestras bolsas llenas de mota, marihuana, maría o como sea que le digan y...no. Lo que corría a raudales era el café, el horario nocturno lo requería o el chocolate caliente...o los cigarros sin filtro porque son más baratos.

¿circulaban otras cosas? Sí, en definitiva. Pero no era propio de todos.
Igual que se nos acusa de pachecos, se nos acusa de gays (ejem) y ahí está el cinturón gay: psicología, letras, arquitectura...solo faltó artes y biología...ESO DICEN y quizá dicen bien.

Una vez fumé y lo diré siempre: dormí delicioso, dormí como pocas veces y sí, en el trayecto canté willy wonka el mejor chocolatero quizá dos niveles más feliz que de costumbre...no éramos unos pachecos, ni consumidores habituales, había quienes sí. Y sabíamos donde había y quien conseguía y de que FACULTADES eran..es que esto no es propio de las carreras.

Luego una amiga me dio y me enseñó una pipa, me tardé más en limpiarla, llenar la pipa, le di dos caladas y fin del asunto y fin de mis aventuras con María. Es día no canté, pero se me antojó escuchar a porter...y la dejé ahí para el resto que era lo que querían: probarla, conocerla. Y hasta ahí quedó. No sé si luego se hicieron asiduos.

Esa amiga me enseñó de papeles, a forjar el cigarro, a limpiar a maría, fue una tarde muy educativa, el resto ni cuenta se dio porque estaba hasta las chanclas de vodka y no recuerdo si torres 10

Adjudicarle algo a un grupo  por culpa de uno es una falacia, es decir, estudiar letras no nos hace pachecos

Digo, me fascina la cerveza y el vodka y eso no me hace una alcohólica...he probado pulque, el mugre mezcal que no puedo con el, tintos, blancos (creo que no estoy tan güey) pero hasta ahí. HAY QUE CONOCER. dije conocer, no consumir. Respetar la diversidad, las formas, y almenos saber qué es orégno y que no lo es.

No es lo mismo creer que los chicles de menta son chicles de menta a los 15, que creer que maría es orégano a los 25 o a los 40, definitivamente no.


Alguna vez leí, no sé donde, no recuerdo el autor, que los clichés sirven pero son mal.entendidos y sí.


Live and let to die

No hay comentarios: